Problemas de la mujer en las Filipinas

Cerenilla A. Cruz es profesora e investigadora de la Escuela Forestal Departamento de Administración de Recursos Forestales, Universidad de Filipinas, Los Baños. · Las posibilidades actuales de participación de la mujer en las actividades forestales se deben en gran parte a los diversos programas del Gobierno filipino para el desarrollo ... Uno de los casos más extremos salió a la luz con el hallazgo del cadáver de una empleada del hogar filipina en 2018 en la casa en la que trabajaba en Kuwait y puso sobre la mesa las oscuras ... En 2018, un 37% de los puestos directivos en Filipinas están ocupados por mujeres, según la consultora Grant Thornton, y en años anteriores llegó a haber casi una paridad absoluta.En España ... En la actualidad son todavía 'una forma de escapar de la pobreza en Filipinas, ya que a menudo las niñas o jóvenes asiduas a estos concursos son el sustento de sus familias', agrega. El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, concedió el perdón al cabo Joseph Scott Pemberton, quien está en prisión hace casi seis años. Activistas califican la decisión como una 'burla a ... Las féminas ocupan un 46,58 por ciento de los cargos directivos en empresas filipinas, casi el doble del promedio mundial, según un informe sobre 35 países de todo el mundo publicado hoy por la ... En China, donde los pobres representan el 8% de la población, las mujeres todavía están asociadas con el matrimonio, los niños, la familia y el hogar. En cambio, una mujer con una carrera en ...

[Megathread] Coronavirus #6

2020.04.13 18:27 HuachiBot [Megathread] Coronavirus #6

Visita covidmx para una cobertura completa

Prevención

En la actualidad no existe una vacuna para prevenir la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19). La mejor forma de prevenir la enfermedad es evitar la exposición a este virus. Sin embargo, como recordatorio, los Centros para el Control y Prevencion de Enfermedades (CDC) siempre recomiendan medidas preventivas cotidianas para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades respiratorias. Estas medidas incluyen:
Fuente
Medidas de prevención para el sector educativo nacional

Síntomas

Los síntomas notificados por personas con COVID-19 varían desde aquellos que presentan síntomas leves hasta quienes se enferman gravemente.
Estos síntomas pueden aparecer 2 a 14 días después de la exposición al virus:
  • Fiebre
  • Tos
  • Dificultad para respirar (sentir que le falta el aire)
  • Escalofríos
  • Temblores y escalofríos que no ceden
  • Dolor muscular
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta
  • Pérdida reciente del olfato o el gusto
Fuente
Teléfono de atención para personas con síntomas: 800-0044-800

Epidemiología (Internacional)

País Casos Confirmados Fallecidos (%) Recuperados (%)
EE. UU. 1,035,045 58,964 5.7% 118,228 11.42%
España 212,917 24,275 11.4% 108,947 51.17%
Italia 201,505 27,359 13.58% 68,941 34.21%
Reino Unido 161,145 21,678 13.45% 0 0.0%
Alemania 160,004 6,314 3.95% 110,263 68.91%
Francia 129,859 23,660 18.22% 46,886 36.11%
Turquía 114,653 2,992 2.61% 38,809 33.85%
Irán 92,584 5,877 6.35% 72,439 78.24%
China 82,858 4,633 5.59% 77,578 93.63%
Brasil 73,166 5,083 6.95% 32,544 44.48%
Países Bajos 38,802 4,711 12.14% 0 0.0%
India 31,787 1,008 3.17% 7,797 24.53%
Suiza 29,264 1,380 4.72% 22,200 75.86%
Ecuador 24,258 871 3.59% 1,557 6.42%
Suecia 20,302 2,462 12.13% 1,435 7.07%
México 16,752 1,569 9.37% 2,627 15.68%
Pakistán 14,885 327 2.2% 3,425 23.01%
Chile 14,365 207 1.44% 7,710 53.67%
Japón 14,097 434 3.08% 3,187 22.61%
Corea del Sur 10,761 246 2.29% 8,922 82.91%
Filipinas 8,212 558 6.79% 1,023 12.46%
Noruega 7,660 206 2.69% 0 0.0%
Colombia 5,949 269 4.52% 1,268 21.31%
Argentina 4,114 207 5.03% 1,151 27.98%
Global 3,130,191 217,674 6.95% 937,571 29.95%
Fuente

Epidemiología (Nacional)

Estado Casos Confirmados Fallecidos (%) Recuperados (%)
Ciudad de México 4,474 348 7.78% 2,254 50.38%
Estado de México 2,722 128 4.7% 1,993 73.22%
Baja California​ 1,397 190 13.6% 1,019 72.94%
Tabasco 890 106 11.91% 457 51.35%
Sinaloa 803 130 16.19% 493 61.39%
Quintana Roo 698 90 12.89% 298 42.69%
Nuevo León​ 646 14 2.17% 245 37.93%
Puebla 583 75 12.86% 310 53.17%
Veracruz​ 465 38 8.17% 120 25.81%
Tamaulipas​ 429 18 4.2% 180 41.96%
Coahuila​ 394 38 9.64% 177 44.92%
Chihuahua​ 381 73 19.16% 105 27.56%
Yucatán 378 23 6.08% 111 29.37%
Jalisco 316 25 7.91% 144 45.57%
Baja California Sur​ 300 15 5.0% 160 53.33%
Guanajuato​ 281 22 7.83% 101 35.94%
Sonora​ 260 30 11.54% 47 18.08%
Michoacan 250 37 14.8% 120 48.0%
Morelos 244 28 11.48% 69 28.28%
Guerrero 239 36 15.06% 93 38.91%
Hidalgo 226 27 11.95% 80 35.4%
Aguascalientes​ 198 5 2.53% 44 22.22%
Tlaxcala 159 17 10.69% 55 34.59%
Chiapas 141 6 4.26% 86 60.99%
Querétaro 123 12 9.76% 48 39.02%
Oaxaca 121 17 14.05% 35 28.93%
San Luis Potosí 85 8 9.41% 20 23.53%
Campeche 81 18 22.22% 48 59.26%
Zacatecas 68 7 10.29% 26 38.24%
Nayarit 67 11 16.42% 19 28.36%
Durango 56 6 10.71% 22 39.29%
Colima 26 2 7.69% 10 38.46%
Total 17,501 1,600 9.14% 8,989 51.36%
Fuente

Cronología

Febrero de 2020

El 27 de febrero de 2020, Hugo López-Gatell Ramírez —titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, en México— informó que había un paciente hospitalizado en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) que había dado positivo en una primera prueba de laboratorio a COVID-19.​
Al día siguiente, el 28 de febrero, se confirmaron los primeros casos: un italiano de 35 años de edad, residente de la Ciudad de México, y un ciudadano del estado de Hidalgo que se encontraba en el estado de Sinaloa. Ambos habían viajado poco tiempo atrás a Italia.​ Por la noche del mismo 28 de febrero, se oficializó un tercer caso en la Ciudad de México.​​ Estos últimos dos casos eran compañeros de trabajo que se infectaron al estar en contacto con un italiano durante una convención llevada a cabo en Bérgamo.​ Ese mismo día, y tras cumplir con los requerimientos sanitarios de China, el gobierno de México repatrió a tres connacionales que se encontraban en Wuhan.​
El cuarto caso se confirmó el 29 de febrero, y se trató de una joven del estado de Coahuila, de veinte años de edad, que había realizado un viaje poco tiempo atrás a Milán, Italia.​ Gatell Ramírez señaló que «en este momento, no hay razón científica o de salud pública para suspender actividades laborales y escolares, debido a que estamos en el escenario uno, que es trasmisión localizada en torno a los contactos. No hay trasmisión generalizada».​

Marzo de 2020

En marzo, se presentaron los siguientes casos:
El 1 de marzo, una joven de dieciocho años de edad que se encontraba estudiando en Italia junto con la joven de Coahuila confirmada el 29 de febrero, y que reside en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.​
El 6 de marzo, un habitante del estado de México, de 71 años de edad, que había viajado a Italia a finales del mes anterior.​
El 7 de marzo, un hombre de 46 años de edad, residente de la Ciudad de México.​
El 11 de marzo, el día que la OMS catalogó el COVID-19 como una pandemia,​ se reportaron cuatro nuevos casos: dos en la Ciudad de México y uno en Querétaro, todos ellos pacientes que habían regresado de un viaje a España y cuyas edades oscilan entre los 30 y 41 años. El caso restante es una mujer de 64 años de edad, del estado de México, que recientemente había estado en territorio estadounidense.​​
El 12 de marzo, otras cuatro infecciones se registraron en Querétaro, Puebla y Durango, todos ellos con edades superiores a los 30 años y con antecedentes de viaje a países europeos como España y Francia. Cabe señalar que uno de estos casos se propagó por contacto con una persona infectada.​
El 13 de marzo, la cantidad de infectados se incrementó a 26 casos, además de confirmarse la investigación de otros casos sospechosos en distintos estados del país.​ Entre los confirmados como portadores asintomáticos se encontraba Jaime Ruiz Sacristán, presidente del Consejo Administrativo de la Bolsa Mexicana de Valores,​ al igual que otros ciudadanos en Durango, San Luis Potosí y Yucatán.​​​
Al día 14, se confirmaron un total de 41 casos de coronavirus en el país,​ así como una segunda recuperación de un paciente infectado en el estado de México.​ Hasta ese momento, Campeche era el único estado del país en el que no se habían presentado casos sospechosos o confirmados por COVID-19.​
El día 15, la cantidad de casos confirmados se incrementó a 56, a la vez que se dio a conocer el tercer caso de recuperación, ocurrido en Coahuila.​
El día 16, la cantidad de casos confirmados por parte de la Secretaría de Salud aumentó a 82. Posteriormente, los gobiernos estatales de Sonora y de Tamaulipas confirmaron sus primeros casos positivos por coronavirus, por lo que la cantidad de entidades federativas con presencia de coronavirus llegó a 19.​
La cantidad de casos confirmados en el país superó el centenar el 18 de marzo, cuando se reportaron 118 casos, un incremento del 26% con respecto al resultado del día anterior (93 casos, el 17 de marzo). Si bien hasta entonces se habían registrado 787 casos negativos, todavía existían 314 sospechosos, además de casos de cuatro casos catalogados como «portadores» por asintomáticos en los estados de Jalisco, el estado de México y Puebla.​​ Este mismo día, la Secretaría de Salud confirmó la primera muerte por COVID-19 en México.​
El martes, 24 de marzo, el gobierno federal decretó el comienzo de la fase 2 de la pandemia por COVID-19 en el país, tras registrarse los primeros contagios locales.​ En opinión de Gatell Ramírez: «Seguiremos teniendo transmisión, la expectativa no es terminar con la epidemia de un momento a otro. También quiero ser claro que el éxito en la reducción de la transmisión, en vez de llevarnos a una epidemia corta, nos llevará a una epidemia más larga, pero esto es importante, porque lo que nos lleva es a administrar el riesgo. Quiere decir lograr que cada día haya menos casos que los que se pueden atender en el sistema de salud de México».​
El mismo día, 24 de marzo, un ciudadano mexicano murió en Perú por contagio de COVID-19, de acuerdo con un anuncio de la Secretaria de Relaciones Exteriores, dependencia que también notificó que el cuerpo habría de repatriarse como una operación humanitaria.​
El miércoles, 25 de marzo, el gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez, confirmó el primer caso de COVID-19 en esa entidad: una mujer que viajó a Nueva York, Estados Unidos.​ Hasta ese día, había un total de siete defunciones, 475 casos confirmados y más de 1600 sospechosos. Asimismo, cabe resaltar que solamente el 10 por ciento de las personas infectadas requirieron hospitalización, mientras que el resto recibieron atención médica ambulatoria. Los estados en los que se concentraban hasta ese momento la mayor parte de las infecciones eran: la Ciudad de México (82 casos), Nuevo León (52), Jalisco (46), Puebla (34) y Yucatán (29).​
El 26 de marzo, se dieron a conocer 110 nuevos casos confirmados, con lo que se elevó a 585 afectados por la enfermedad. Debido a este incremento, el IMSS anticipó que «se empieza a perder la trazabilidad de los contagios, lo que significa que ya no es posible conocer quién contagió a quién».​ La cantidad de muertes por COVID-19 se elevó a ocho, una de ellas en Quintana Roo.​ Ese día, la atleta Mariana Arceo reveló que se había recuperado de la infección que contrajo en un campamento en Barcelona a principios del mes.​
El 30 de marzo, se decretó la «emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor» en el país, ante la evolución de casos confirmados y muertes por la enfermedad.​ Hasta entonces se habían confirmado 1094 personas contagiadas y 28 defunciones en México, además de 2752 casos sospechosos y 5635 casos negativos. En total, se habían realizado pruebas por COVID-19 a 9481 personas en el país.​
El 31 de marzo, se reportó el fallecimiento de un médico de urgencias que trabajaba en la clínica 7 del IMSS de Monclova, Coahuila, al día siguiente de que muriera un paciente de la misma clínica por las mismas circunstancias. Esto llevó a la colocación de un cerco sanitario en el lugar y su reconversión como hospital especial para la atención de casos de COVID-19.​

Abril de 2020

El 1 de abril, de una suma total de 29 muertes por COVID-19 en México desde el inicio de la crisis y 1215 infectados oficiales, 35 ya se habían recuperado. México era, a esa fecha, el 45° país con mayor cantidad de infecciones por esta enfermedad, el primero de los cuales era Estados Unidos, con 214 482, seguido por Italia y España, con 110 574 y 104 118, respectivamente.​
El 2 de abril, la cantidad de casos confirmados se incrementó a 1500, los cuales se hallaron dispersos primordialmente en la Ciudad de México, en el estado de México y en Jalisco. Por otro lado, se registró un aumento de 13 defunciones más, la mayor cantidad de muertes diarias por COVID-19 en el país hasta ese momento. De acuerdo con Alomía: «Los adultos jóvenes en edad productiva y vida social son los que más contagian, y los hospitalizados graves y fallecidos son los adultos mayores». Cabe resaltar que la tendencia de aumento diario de casos se mantenía en un promedio de 150 casos, de acuerdo con registros de las autoridades sanitarias.​
El 3 de abril cerró con 1688 infectados totales oficiales en México, 60 muertes —el doble desde el principio del mes— y 633 recuperados. México era, a esa fecha, el 39ª país con mayor cantidad de infecciones, superado inmediatamente por Indonesia, con 1986 infecciones.​
El 5 de abril, las autoridades sanitarias de Baja California reportaron que Mexicali posee una curva de contagios ascendente similar a la de Wuhan, China, donde se originó el COVID-19, debido a que «los habitantes de esa región no han entendido que no tienen que estar juntos ni andar circulando en las calles».​
El 7 de abril los datos publicados mostraron un total de 141 decesos, 7526 casos sospechosos, 2785 casos confirmados y 15099 casos negativos,​ lo que refleja un incremento del 186,1 % con respecto a la semana anterior. En el caso de la Ciudad de México, que posee la mayor cantidad de pacientes infectados, sus cifras se triplicaron al registrar 141 casos confirmados en un día. Por otra parte, la mayor tasa de letalidad por COVID-19 recae en Ciudad de México, Sinaloa, Estado de México, y Quintana Roo. De acuerdo con Alomía: «La curva epidémica acumulada y la curva de incidentes en las últimas 24 horas se mantienen en una tendencia ascendente» en el país.​
El 8 de abril, si bien la cantidad de personas infectadas aumentó a 3181 además de 174 decesos como consecuencia de la enfermedad, las autoridades sanitarias revelaron que estiman la existencia de 26 mil casos de infección en el país de acuerdo con el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica. Lo anterior implica que «por cada caso confirmado, hay cuando menos 8 que no han sido detectados por el sistema de salud nacional, ya sea porque no acudieron al médico o porque no se les aplicó la prueba de detección del virus».​ Se trata además del día con mayor cantidad de decesos en México —33, en total— desde que se registró la primera muerte.​
Un nuevo récord de decesos se registró el 14 de abril cuando las autoridades de Salud revelaron el fallecimiento de 74 pacientes de COVID-19 en el país. Asimismo, Alomía planteó la posibilidad de que se contabilicen 90 muertes más de casos sospechosos que presentaban síntomas similares a los de esta enfermedad.​ Hasta este día, la tasa de mortalidad es de 0,26 por cien mil habitantes, mientras que el 40 % de las víctimas infectadas se ha recuperado de la enfermedad. De forma similar, se reportó que 8 de cada 10 casos se recuperan «espontáneamente porque el sistema inmune elimina al virus en un periodo de 14 días y no registran secuelas o daños».​
El 15 de abril se reportaron 5847 casos confirmados en el país, y 449 decesos incluido el de una niña de 12 años de edad, la víctima más pequeña de la enfermedad. López-Gatell subrayó que «la epidemia ha acelerado su paso» en México.​ Las autoridades sanitarias estimaron que el pico máximo de la epidemia habría de ocurrir entre el 8 y 10 de mayo, y el 23 habría de ser «la etapa crítica de hospitalizaciones» por esta enfermedad.​
El 21 de abril, Hugo López Gatell anunció el inicio de la Fase 3, con la cual se mantienen las medidas de sana distancia, al menos hasta el 30 de mayo.​
Fuente

Últimas Noticias

Recursos Adicionales

Este hilo es actualizado cada hora. Última actualización: 29-04-2020 a las 08:00:19
submitted by HuachiBot to mexico [link] [comments]


2020.04.02 19:31 HuachiBot [Megathread] Coronavirus #5

Visita covidmx para una cobertura completa

Prevención

En la actualidad no existe una vacuna para prevenir la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19). La mejor forma de prevenir la enfermedad es evitar la exposición a este virus. Sin embargo, como recordatorio, los Centros para el Control y Prevencion de Enfermedades (CDC) siempre recomiendan medidas preventivas cotidianas para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades respiratorias. Estas medidas incluyen:
Fuente
Medidas de prevención para el sector educativo nacional

Síntomas

En los casos confirmados de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19), las enfermedades reportadas han variado de tener síntomas leves a enfermedades graves, y hasta produjeron muertes. Los síntomas pueden incluir:
  • Fiebre
  • Tos
  • Dificultad para respirar
Los CDC creen, en este momento, que los síntomas del COVID-19 podrían aparecer en tan solo 2 días o hasta 14 días después de la exposición.
Fuente
Teléfono de atención para personas con síntomas: 800-0044-800

Epidemiología (Internacional)

País Casos Confirmados Fallecidos (%) Recuperados (%)
EE. UU. 562,506 22,151 3.94% 41,917 7.45%
España 169,510 17,614 10.39% 64,727 38.18%
Italia 156,363 19,899 12.73% 34,211 21.88%
Alemania 127,854 3,022 2.36% 52,889 41.37%
Francia 95,403 14,393 15.09% 27,186 28.5%
Reino Unido 88,621 11,329 12.78% 0 0.0%
China 82,160 3,341 4.07% 77,663 94.53%
Irán 73,303 4,585 6.25% 45,983 62.73%
Turquía 56,956 1,198 2.1% 3,446 6.05%
Países Bajos 26,551 2,823 10.63% 0 0.0%
Suiza 25,571 1,132 4.43% 12,700 49.67%
Brasil 22,685 1,267 5.59% 0 0.0%
Corea del Sur 10,537 217 2.06% 7,447 70.67%
India 9,352 324 3.46% 980 10.48%
Ecuador 7,466 333 4.46% 501 6.71%
Japón 7,255 102 1.41% 762 10.5%
Chile 7,525 82 1.09% 2,367 31.46%
Pakistán 5,496 93 1.69% 1,097 19.96%
Filipinas 4,932 315 6.39% 242 4.91%
México 4,661 296 6.35% 1,722 36.94%
Colombia 2,776 109 3.93% 257 9.26%
Argentina 2,208 95 4.3% 468 21.2%
Global 1,870,076 116,052 6.21% 441,323 23.6%
Fuente

Epidemiología (Nacional)

Estado Casos Confirmados Fallecidos (%) Recuperados (%)
Ciudad de México 1,328 56 4.22% 370 27.86%
Estado de México 523 22 4.21% 179 34.23%
Baja California 335 22 6.57% 105 31.34%
Puebla 256 20 7.81% 95 37.11%
Sinaloa 229 24 10.48% 35 15.28%
Quintana Roo 226 19 8.41% 77 34.07%
Jalisco 156 11 7.05% 130 83.33%
Tabasco 153 12 7.84% 80 52.29%
Coahuila 151 11 7.28% 45 29.8%
Nuevo León 124 5 4.03% 158 127.42%
Baja California Sur 120 2 1.67% 25 20.83%
Yucatán 107 6 5.61% 22 20.56%
Guanajuato 82 5 6.1% 56 68.29%
Veracruz 78 3 3.85% 20 25.64%
Guerrero 70 6 8.57% 15 21.43%
Sonora 69 5 7.25% 15 21.74%
Chihuahua 61 12 19.67% 27 44.26%
Querétaro 61 3 4.92% 28 45.9%
Michoacán 61 9 14.75% 18 29.51%
Hidalgo 58 9 15.52% 20 34.48%
Aguascalientes 55 1 1.82% 41 74.55%
San Luis Potosí 53 4 7.55% 29 54.72%
Tamaulipas 53 3 5.66% 19 35.85%
Morelos 44 7 15.91% 11 25.0%
Oaxaca 43 3 6.98% 12 27.91%
Chiapas 42 3 7.14% 10 23.81%
Tlaxcala 40 2 5.0% 4 10.0%
Nayarit 22 4 18.18% 10 45.45%
Campeche 19 1 5.26% 5 26.32%
Durango 16 4 25.0% 9 56.25%
Zacatecas 15 2 13.33% 7 46.67%
Colima 7 0 0.0% 4 57.14%
Total 4,657 296 6.36% 1,681 36.1%
Fuente

Cronología

Febrero de 2020

El 27 de febrero de 2020, Hugo López-Gatell Ramírez —titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, en México— informó que había un paciente hospitalizado en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) que había dado positivo en una primera prueba de laboratorio a COVID-19.​
Al día siguiente, el 28 de febrero, se confirmaron los primeros casos: un italiano de 35 años de edad, residente de la Ciudad de México, y un ciudadano del estado de Hidalgo que se encontraba en el estado de Sinaloa. Ambos habían viajado poco tiempo atrás a Italia.​ Por la noche del mismo 28 de febrero, se oficializó un tercer caso en la Ciudad de México.​​ Estos últimos dos casos eran compañeros de trabajo que se infectaron al estar en contacto con un italiano durante una convención llevada a cabo en Bérgamo.​ Ese mismo día, y tras cumplir con los requerimientos sanitarios de China, el gobierno de México repatrió a tres connacionales que se encontraban en Wuhan.​
El cuarto caso se confirmó el 29 de febrero, y se trató de una joven del estado de Coahuila, de veinte años de edad, que había realizado un viaje poco tiempo atrás a Milán, Italia.​ Gatell Ramírez señaló que «en este momento, no hay razón científica o de salud pública para suspender actividades laborales y escolares, debido a que estamos en el escenario uno, que es trasmisión localizada en torno a los contactos. No hay trasmisión generalizada».​

Marzo de 2020

En marzo, se presentaron los siguientes casos:
El 1 de marzo, una joven de dieciocho años de edad que se encontraba estudiando en Italia junto con la joven de Coahuila confirmada el 29 de febrero, y que reside en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.​
El 6 de marzo, un habitante del estado de México, de 71 años de edad, que había viajado a Italia a finales del mes anterior.​
El 7 de marzo, un hombre de 46 años de edad, residente de la Ciudad de México.​
El 11 de marzo, el día que la OMS catalogó el COVID-19 como una pandemia,​ se reportaron cuatro nuevos casos: dos en la Ciudad de México y uno en Querétaro, todos ellos pacientes que habían regresado de un viaje a España y cuyas edades oscilan entre los 30 y 41 años. El caso restante es una mujer de 64 años de edad, del estado de México, que recientemente había estado en territorio estadounidense.​​
El 12 de marzo, otras cuatro infecciones se registraron en Querétaro, Puebla y Durango, todos ellos con edades superiores a los 30 años y con antecedentes de viaje a países europeos como España y Francia. Cabe señalar que uno de estos casos se propagó por contacto con una persona infectada.​
El 13 de marzo, la cantidad de infectados se incrementó a 26 casos, además de confirmarse la investigación de otros casos sospechosos en distintos estados del país.​ Entre los confirmados como portadores asintomáticos, se encontraba Jaime Ruiz Sacristán, presidente del Consejo Administrativo de la Bolsa Mexicana de Valores,​ al igual que otros ciudadanos en Durango, San Luis Potosí y Yucatán.​​​
Al día 14, se confirmaron un total de 41 casos de coronavirus en el país,​ así como una segunda recuperación de un paciente infectado en el estado de México.​ Hasta ese momento, Campeche era el único estado del país en el que no se habían presentado casos sospechosos o confirmados por COVID-19.​
El día 15, la cantidad de casos confirmados se incrementó a 56, a la vez que se dio a conocer el tercer caso de recuperación, ocurrido en Coahuila.​
El día 16, la cantidad de casos confirmados por parte de la Secretaría de Salud aumentó a 82. Posteriormente, los gobiernos estatales de Sonora y de Tamaulipas confirmaron sus primeros casos positivos por coronavirus, por lo que la cantidad de entidades federativas con presencia de coronavirus llegó a 19.​
La cantidad de casos confirmados en el país superó el centenar el 18 de marzo, cuando se reportaron 118 casos, un incremento del 26% con respecto al resultado del día anterior (93 casos, el 17 de marzo). Si bien hasta entonces se habían registrado 787 casos negativos, todavía existían 314 sospechosos, además de casos de cuatro casos catalogados como «portadores» por asintomáticos en los estados de Jalisco, el estado de México y Puebla.​​ Este mismo día, la Secretaría de Salud confirmó la primera muerte por COVID-19 en México.​
El martes, 24 de marzo, el gobierno federal decretó el comienzo de la fase 2 de la pandemia por COVID-19 en el país, tras registrarse los primeros contagios locales.​ En opinión de Gatell Ramírez: «Seguiremos teniendo transmisión, la expectativa no es terminar con la epidemia de un momento a otro. También quiero ser claro que el éxito en la reducción de la transmisión, en vez de llevarnos a una epidemia corta, nos llevará a una epidemia más larga, pero esto es importante, porque lo que nos lleva es a administrar el riesgo. Quiere decir lograr que cada día haya menos casos que los que se pueden atender en el sistema de salud de México».​
El mismo día, 24 de marzo, un ciudadano mexicano murió en Perú por contagio de COVID-19, de acuerdo con un anuncio de la Secretaria de Relaciones Exteriores, dependencia que también notificó que el cuerpo habría de repatriarse como una operación humanitaria.​
El miércoles, 25 de marzo, el gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez, confirmó el primer caso de COVID-19 en esa entidad: una mujer que viajó a Nueva York, Estados Unidos.​ Hasta ese día, había un total de siete defunciones, 475 casos confirmados y más de 1600 sospechosos. Asimismo, cabe resaltar que solamente el 10 por ciento de las personas infectadas requirieron hospitalización, mientras que el resto recibieron atención médica ambulatoria. Los estados en los que se concentraban hasta ese momento la mayor parte de las infecciones eran: la Ciudad de México (82 casos), Nuevo León (52), Jalisco (46), Puebla (34) y Yucatán (29).​
El 26 de marzo, se dieron a conocer 110 nuevos casos confirmados, con lo que se elevó a 585 afectados por la enfermedad. Debido a este incremento, el IMSS anticipó que «se empieza a perder la trazabilidad de los contagios, lo que significa que ya no es posible conocer quién contagió a quién».​ La cantidad de muertes por COVID-19 se elevó a ocho, una de ellas en Quintana Roo.​ Ese día, la atleta Mariana Arceo reveló que se había recuperado de la infección que contrajo en un campamento en Barcelona a principios del mes.​
El 30 de marzo, se decretó la «emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor» en el país, ante la evolución de casos confirmados y muertes por la enfermedad.​ Hasta entonces se habían confirmado 1094 personas contagiadas y 28 defunciones en México, además de 2752 casos sospechosos y 5635 casos negativos. En total, se habían realizado pruebas por COVID-19 a 9481 personas en el país.​
El 31 de marzo, se reportó el fallecimiento de un médico de urgencias que trabajaba en la clínica 7 del IMSS de Monclova, Coahuila, al día siguiente de que muriera un paciente de la misma clínica por las mismas circunstancias. Esto llevó a la colocación de un cerco sanitario en el lugar y su reconversión como hospital especial para la atención de casos de COVID-19.​

Abril de 2020

El 1 de abril, de una suma total de 29 muertes por COVID-19 en México desde el inicio de la crisis y 1215 infectados oficiales, 35 ya se habían recuperado. México era, a esa fecha, el 45° país con mayor cantidad de infecciones por esta enfermedad, el primero de los cuales era Estados Unidos, con 214 482, seguido por Italia y España, con 110 574 y 104 118, respectivamente.​
El 2 de abril, la cantidad de casos confirmados se incrementó a 1500, los cuales se hallaron dispersos primordialmente en la Ciudad de México, en el estado de México y en Jalisco. Por otro lado, se registró un aumento de 13 defunciones más, la mayor cantidad de muertes diarias por COVID-19 en el país hasta ese momento. De acuerdo con Alomía: «Los adultos jóvenes en edad productiva y vida social son los que más contagian, y los hospitalizados graves y fallecidos son los adultos mayores». Cabe resaltar que la tendencia de aumento diario de casos se mantenía en un promedio de 150 casos, de acuerdo con registros de las autoridades sanitarias.​
El 3 de abril cerró con 1688 infectados totales oficiales en México, 60 muertes —el doble desde el principio del mes— y 633 recuperados. México era, a esa fecha, el 39ª país con mayor cantidad de infecciones, superado inmediatamente por Indonesia, con 1986 infecciones.​
El 5 de abril, las autoridades sanitarias de Baja California reportaron que Mexicali posee una curva de contagios ascendente similar a la de Wuhan, China, donde se originó el COVID-19, debido a que «los habitantes de esa región no han entendido que no tienen que estar juntos ni andar circulando en las calles».​
El 7 de abril los datos publicados mostraron un total de 141 decesos, 7526 casos sospechosos, 2785 casos confirmados y 15099 casos negativos,​ lo que refleja un incremento del 186,1 % con respecto a la semana anterior. En el caso de la Ciudad de México, que posee la mayor cantidad de pacientes infectados, sus cifras se triplicaron al registrar 141 casos confirmados en un día. Por otra parte, la mayor tasa de letalidad por COVID-19 recae en Ciudad de México, Sinaloa, Estado de México, y Quintana Roo. De acuerdo con Alomía: «La curva epidémica acumulada y la curva de incidentes en las últimas 24 horas se mantienen en una tendencia ascendente» en el país.​
El 8 de abril, si bien la cantidad de personas infectadas aumentó a 3181 además de 174 decesos como consecuencia de la enfermedad, las autoridades sanitarias revelaron que estiman la existencia de 26 mil casos de infección en el país de acuerdo con el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica. Lo anterior implica que «por cada caso confirmado, hay cuando menos 8 que no han sido detectados por el sistema de salud nacional, ya sea porque no acudieron al médico o porque no se les aplicó la prueba de detección del virus».​ Se trata además del día con mayor cantidad de decesos en México —33, en total— desde que se registró la primera muerte.​
Fuente

Últimas Noticias

Recursos Adicionales

Este hilo es actualizado cada hora. Última actualización: 13-04-2020 a las 11:00:17
submitted by HuachiBot to mexico [link] [comments]


2020.03.19 16:43 HuachiBot [Megathread] Coronavirus #3

Prevención

En la actualidad no existe una vacuna para prevenir la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19). La mejor forma de prevenir la enfermedad es evitar la exposición a este virus. Sin embargo, como recordatorio, los Centros para el Control y Prevencion de Enfermedades (CDC) siempre recomiendan medidas preventivas cotidianas para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades respiratorias. Estas medidas incluyen:
Fuente
Medidas de prevención para el sector educativo nacional

Síntomas

En los casos confirmados de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19), las enfermedades reportadas han variado de tener síntomas leves a enfermedades graves, y hasta produjeron muertes. Los síntomas pueden incluir:
  • Fiebre
  • Tos
  • Dificultad para respirar
Los CDC creen, en este momento, que los síntomas del COVID-19 podrían aparecer en tan solo 2 días o hasta 14 días después de la exposición.
Fuente
Teléfono de atención para personas con síntomas: 800-0044-800

Epidemiología (Internacional)

País Casos Confirmados Fallecidos (%) Recuperados (%)
China 81,285 3,287 4.04% 74,051 91.1%
Italia 74,386 7,503 10.09% 9,362 12.59%
EE. UU. 69,219 1,054 1.52% 616 0.89%
España 56,197 4,145 7.38% 7,015 12.48%
Alemania 40,585 229 0.56% 5,669 13.97%
Irán 29,406 2,234 7.6% 10,457 35.56%
Francia 25,233 1,331 5.27% 3,281 13.0%
Suiza 11,125 164 1.47% 131 1.18%
Reino Unido 9,574 465 4.86% 140 1.46%
Corea del Sur 9,241 131 1.42% 4,144 44.84%
Países Bajos 7,459 435 5.83% 0 0.0%
Brasil 2,554 59 2.31% 6 0.23%
Japón 1,292 45 3.48% 359 27.79%
Ecuador 1,211 29 2.39% 3 0.25%
Chile 1,142 3 0.26% 22 1.93%
Pakistán 1,106 8 0.72% 21 1.9%
Filipinas 707 45 6.36% 28 3.96%
Argentina 502 8 1.59% 51 10.16%
México 475 6 1.26% 4 0.84%
Colombia 470 4 0.85% 8 1.7%
Global 491,276 22,165 4.51% 118,060 24.03%
Fuente

Epidemiología (Nacional)

Estado Casos Confirmados Fallecidos (%) Recuperados (%)
Ciudad de México 82 3 3.66% 0 0.0%
Jalisco 57 1 1.75% 0 0.0%
Nuevo León 57 0 0.0% 0 0.0%
Puebla 38 0 0.0% 0 0.0%
Estado de México 38 0 0.0% 1 2.63%
Yucatán 29 0 0.0% 0 0.0%
Quintana Roo 27 0 0.0% 0 0.0%
San Luis Potosí 19 1 5.26% 0 0.0%
Guanajuato 19 0 0.0% 0 0.0%
Querétaro 18 0 0.0% 0 0.0%
Baja California 16 0 0.0% 0 0.0%
Aguascalientes 12 0 0.0% 0 0.0%
Tabasco 12 0 0.0% 0 0.0%
Coahuila 12 0 0.0% 1 8.33%
Michoacán 12 0 0.0% 0 0.0%
Sinaloa 8 0 0.0% 1 12.5%
Sonora 8 0 0.0% 0 0.0%
Guerrero 7 0 0.0% 0 0.0%
Hidalgo 7 0 0.0% 0 0.0%
Oaxaca 7 0 0.0% 0 0.0%
Veracruz 7 0 0.0% 0 0.0%
Durango 6 1 16.67% 0 0.0%
Chihuahua 6 0 0.0% 0 0.0%
Tamaulipas 6 0 0.0% 0 0.0%
Baja California Sur 5 0 0.0% 0 0.0%
Nayarit 5 0 0.0% 0 0.0%
Chiapas 4 0 0.0% 0 0.0%
Morelos 4 0 0.0% 0 0.0%
Zacatecas 4 0 0.0% 0 0.0%
Campeche 2 0 0.0% 0 0.0%
Colima 2 0 0.0% 0 0.0%
Tlaxcala 1 0 0.0% 0 0.0%
Total 537 6 1.12% 3 0.56%
Fuente

Cronología

Febrero de 2020

El 27 de febrero de 2020, Hugo López-Gatell Ramírez —Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud en México— informó que había un paciente hospitalizado en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) que había dado positivo en una primera prueba de laboratorio a COVID-19.​
Al día siguiente, el 28 de febrero, se confirmaron los primeros casos: un italiano de 35 años de edad, residente de la Ciudad de México, y un ciudadano de Hidalgo que se encontraba en Sinaloa. Ambos habían viajado poco tiempo atrás a Italia.​ Por la noche del mismo 28 de febrero, se oficializó un tercer caso en la Ciudad de México.​​ Estos últimos dos casos se trataron de compañeros de trabajo que se infectaron al estar en contacto con un italiano durante una convención llevada a cabo en Bérgamo.​ Ese mismo día, y tras cumplir con los requerimientos sanitarios de China, el gobierno de México repatrió a tres connacionales que se encontraban en Wuhan.​
El cuarto caso se confirmó el 29 de febrero, y se trató de una joven de Coahuila de veinte años de edad que había realizado un viaje reciente a Milán, Italia.​ Gatell Ramírez señaló que «en este momento no hay razón científica o de salud pública para suspender actividades laborales y escolares, debido a que estamos en el escenario uno, que es trasmisión localizada en torno a los contactos. No hay trasmisión generalizada».​

Marzo de 2020

En marzo, se han presentado los siguientes casos:
El 1 de marzo, una joven de dieciocho años de edad que se encontraba estudiando en Italia junto con la joven de Coahuila confirmada el 29 de febrero, y que reside en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.​
El 6 de marzo, un habitante del estado de México, de 71 años de edad, que había viajado a Italia a finales del mes anterior.​
El 7 de marzo, un hombre de 46 años de edad, residente de la Ciudad de México.​
El 11 de marzo (el día que la Organización Mundial de la Salud declaró que la epidemia comenzaría a considerarse una pandemia​), se reportaron cuatro nuevos casos: dos en la Ciudad de México y uno en Querétaro, todos ellos pacientes que habían regresado de un viaje a España y cuyas edades oscilan entre los 30 y 41 años. El caso restante es una mujer de 64 años de edad, del estado de México, que recientemente había estado en territorio estadounidense.​​
El 12 de marzo, otras cuatro infecciones se registraron en Querétaro, Puebla y Durango, todos ellos con edades superiores a los 30 años y con antecedentes de viaje a países europeos como España y Francia. Cabe señalar que uno de estos casos se propagó por contacto con una persona infectada.​
El 13 de marzo, la cantidad de infectados se incrementó a 26 casos, además de confirmarse la investigación de otros casos sospechosos en distintos estados del país.​ Entre los confirmados como portadores asintomáticos, se encuentra Jaime Ruiz Sacristán, presidente del Consejo Administrativo de la Bolsa Mexicana de Valores,​ al igual que otros ciudadanos en Durango, San Luis Potosí y Yucatán.​​​
Al día 14, se han confirmado en total 41 casos de coronavirus en el país,​ así como una segunda recuperación de un paciente infectado en el estado de México.​ Hasta el momento, Campeche es el único estado del país en el que no se han presentado casos sospechosos o confirmados por COVID-19.​
El día 15, la cantidad de casos confirmados se incrementó a 56, a la vez que se dio a conocer el tercer caso de recuperación, ocurrido en Coahuila.​
El día 16, la cantidad de casos confirmados por parte de la Secretaría de Salud aumentó a 82. Posteriormente, los gobiernos estatales de Sonora y de Tamaulipas confirmaron sus primeros casos positivos por coronavirus, por lo que la cantidad de entidades federativas con presencia de coronavirus llegó a 19. ​
La cantidad de casos confirmados en el país superó el centenar el 18 de marzo, cuando se reportaron 118 casos, un incremento del 26% con respecto al resultado del día anterior (93 casos, el 17 de marzo). Si bien hasta entonces se habían registrado 787 casos negativos, todavía existían 314 sospechosos, además de casos de cuatro casos catalogados como «portadores» por asintomáticos en los estados de Jalisco, estado de México y Puebla.​​ Este mismo día, la Secretaría de Salud confirmó la primera muerte por COVID-19 en México.​
El martes, 24 de marzo, el gobierno federal decretó el comienzo de la fase 2 de la pandemia por COVID-19 en el país, tras registrarse los primeros contagios locales.​ En opinión de López-Gatell: «Seguiremos teniendo transmisión, la expectativa no es terminar con la epidemia de un momento a otro. También quiero ser claro que el éxito en la reducción de la transmisión en vez de llevarnos a una epidemia corta nos llevará a una epidemia más larga, pero esto es importante, porque lo que nos lleva es a administrar el riesgo, quiere decir lograr que cada día haya menos casos que los que se pueden atender en el sistema de salud de México».​
Un ciudadano mexicano murió en Perú a causa de COVID-19. Así anunció la Cancillería, que también notificó que se repatriará al cuerpo como una operación humanitaria.​
El miércoles 25 de marzo, el gobernador de Tlaxcala Marco Antonio Mena Rodríguez confirmó el primer caso de COVID-19 en la entidad, se trata de una mujer que viajó a Nueva York, Estados Unidos.​ Tlaxcala es el más reciente de los 32 estados en reportar algún caso.
Fuente

Últimas Noticias

Recursos Adicionales

Este hilo es actualizado cada hora. Última actualización: 26-03-2020 a las 10:00:14
submitted by HuachiBot to mexico [link] [comments]


2020.03.12 02:00 HuachiBot [Megathread] Coronavirus

Visita covidmx para una cobertura completa

Prevención

En la actualidad no existe una vacuna para prevenir la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19). La mejor forma de prevenir la enfermedad es evitar la exposición a este virus. Sin embargo, como recordatorio, los Centros para el Control y Prevencion de Enfermedades (CDC) siempre recomiendan medidas preventivas cotidianas para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades respiratorias. Estas medidas incluyen:
Fuente
Medidas de prevención para el sector educativo nacional

Síntomas

En los casos confirmados de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19), las enfermedades reportadas han variado de tener síntomas leves a enfermedades graves, y hasta produjeron muertes. Los síntomas pueden incluir:
  • Fiebre
  • Tos
  • Dificultad para respirar
Los CDC creen, en este momento, que los síntomas del COVID-19 podrían aparecer en tan solo 2 días o hasta 14 días después de la exposición.
Fuente
Teléfono de atención para personas con síntomas: 800-0044-800

Epidemiología (Internacional)

País Casos Confirmados Fallecidos (%) Recuperados (%)
EE. UU. 562,506 22,151 3.94% 41,917 7.45%
España 169,510 17,614 10.39% 64,727 38.18%
Italia 156,363 19,899 12.73% 34,211 21.88%
Alemania 127,854 3,022 2.36% 52,889 41.37%
Francia 95,403 14,393 15.09% 27,186 28.5%
Reino Unido 88,621 11,329 12.78% 0 0.0%
China 82,160 3,341 4.07% 77,663 94.53%
Irán 73,303 4,585 6.25% 45,983 62.73%
Turquía 56,956 1,198 2.1% 3,446 6.05%
Países Bajos 26,551 2,823 10.63% 0 0.0%
Suiza 25,571 1,132 4.43% 12,700 49.67%
Brasil 22,685 1,267 5.59% 0 0.0%
Corea del Sur 10,537 217 2.06% 7,447 70.67%
India 9,352 324 3.46% 980 10.48%
Ecuador 7,466 333 4.46% 501 6.71%
Japón 7,255 102 1.41% 762 10.5%
Chile 7,525 82 1.09% 2,367 31.46%
Pakistán 5,496 93 1.69% 1,097 19.96%
Filipinas 4,932 315 6.39% 242 4.91%
México 4,661 296 6.35% 1,722 36.94%
Colombia 2,776 109 3.93% 257 9.26%
Argentina 2,208 95 4.3% 468 21.2%
Global 1,870,076 116,052 6.21% 441,323 23.6%
Fuente

Epidemiología (Nacional)

Estado Casos Confirmados Fallecidos (%) Recuperados (%)
Ciudad de México 1,328 56 4.22% 370 27.86%
Estado de México 523 22 4.21% 179 34.23%
Baja California 335 22 6.57% 105 31.34%
Puebla 256 20 7.81% 95 37.11%
Sinaloa 229 24 10.48% 35 15.28%
Quintana Roo 226 19 8.41% 77 34.07%
Jalisco 156 11 7.05% 130 83.33%
Tabasco 153 12 7.84% 80 52.29%
Coahuila 151 11 7.28% 45 29.8%
Nuevo León 124 5 4.03% 158 127.42%
Baja California Sur 120 2 1.67% 25 20.83%
Yucatán 107 6 5.61% 22 20.56%
Guanajuato 82 5 6.1% 56 68.29%
Veracruz 78 3 3.85% 20 25.64%
Guerrero 70 6 8.57% 15 21.43%
Sonora 69 5 7.25% 15 21.74%
Chihuahua 61 12 19.67% 27 44.26%
Querétaro 61 3 4.92% 28 45.9%
Michoacán 61 9 14.75% 18 29.51%
Hidalgo 58 9 15.52% 20 34.48%
Aguascalientes 55 1 1.82% 41 74.55%
San Luis Potosí 53 4 7.55% 29 54.72%
Tamaulipas 53 3 5.66% 19 35.85%
Morelos 44 7 15.91% 11 25.0%
Oaxaca 43 3 6.98% 12 27.91%
Chiapas 42 3 7.14% 10 23.81%
Tlaxcala 40 2 5.0% 4 10.0%
Nayarit 22 4 18.18% 10 45.45%
Campeche 19 1 5.26% 5 26.32%
Durango 16 4 25.0% 9 56.25%
Zacatecas 15 2 13.33% 7 46.67%
Colima 7 0 0.0% 4 57.14%
Total 4,657 296 6.36% 1,681 36.1%
Fuente

Cronología

Febrero de 2020

El 27 de febrero de 2020, Hugo López-Gatell Ramírez —titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, en México— informó que había un paciente hospitalizado en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) que había dado positivo en una primera prueba de laboratorio a COVID-19.​
Al día siguiente, el 28 de febrero, se confirmaron los primeros casos: un italiano de 35 años de edad, residente de la Ciudad de México, y un ciudadano del estado de Hidalgo que se encontraba en el estado de Sinaloa. Ambos habían viajado poco tiempo atrás a Italia.​ Por la noche del mismo 28 de febrero, se oficializó un tercer caso en la Ciudad de México.​​ Estos últimos dos casos eran compañeros de trabajo que se infectaron al estar en contacto con un italiano durante una convención llevada a cabo en Bérgamo.​ Ese mismo día, y tras cumplir con los requerimientos sanitarios de China, el gobierno de México repatrió a tres connacionales que se encontraban en Wuhan.​
El cuarto caso se confirmó el 29 de febrero, y se trató de una joven del estado de Coahuila, de veinte años de edad, que había realizado un viaje poco tiempo atrás a Milán, Italia.​ Gatell Ramírez señaló que «en este momento, no hay razón científica o de salud pública para suspender actividades laborales y escolares, debido a que estamos en el escenario uno, que es trasmisión localizada en torno a los contactos. No hay trasmisión generalizada».​

Marzo de 2020

En marzo, se presentaron los siguientes casos:
El 1 de marzo, una joven de dieciocho años de edad que se encontraba estudiando en Italia junto con la joven de Coahuila confirmada el 29 de febrero, y que reside en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.​
El 6 de marzo, un habitante del estado de México, de 71 años de edad, que había viajado a Italia a finales del mes anterior.​
El 7 de marzo, un hombre de 46 años de edad, residente de la Ciudad de México.​
El 11 de marzo, el día que la OMS catalogó el COVID-19 como una pandemia,​ se reportaron cuatro nuevos casos: dos en la Ciudad de México y uno en Querétaro, todos ellos pacientes que habían regresado de un viaje a España y cuyas edades oscilan entre los 30 y 41 años. El caso restante es una mujer de 64 años de edad, del estado de México, que recientemente había estado en territorio estadounidense.​​
El 12 de marzo, otras cuatro infecciones se registraron en Querétaro, Puebla y Durango, todos ellos con edades superiores a los 30 años y con antecedentes de viaje a países europeos como España y Francia. Cabe señalar que uno de estos casos se propagó por contacto con una persona infectada.​
El 13 de marzo, la cantidad de infectados se incrementó a 26 casos, además de confirmarse la investigación de otros casos sospechosos en distintos estados del país.​ Entre los confirmados como portadores asintomáticos, se encontraba Jaime Ruiz Sacristán, presidente del Consejo Administrativo de la Bolsa Mexicana de Valores,​ al igual que otros ciudadanos en Durango, San Luis Potosí y Yucatán.​​​
Al día 14, se confirmaron un total de 41 casos de coronavirus en el país,​ así como una segunda recuperación de un paciente infectado en el estado de México.​ Hasta ese momento, Campeche era el único estado del país en el que no se habían presentado casos sospechosos o confirmados por COVID-19.​
El día 15, la cantidad de casos confirmados se incrementó a 56, a la vez que se dio a conocer el tercer caso de recuperación, ocurrido en Coahuila.​
El día 16, la cantidad de casos confirmados por parte de la Secretaría de Salud aumentó a 82. Posteriormente, los gobiernos estatales de Sonora y de Tamaulipas confirmaron sus primeros casos positivos por coronavirus, por lo que la cantidad de entidades federativas con presencia de coronavirus llegó a 19.​
La cantidad de casos confirmados en el país superó el centenar el 18 de marzo, cuando se reportaron 118 casos, un incremento del 26% con respecto al resultado del día anterior (93 casos, el 17 de marzo). Si bien hasta entonces se habían registrado 787 casos negativos, todavía existían 314 sospechosos, además de casos de cuatro casos catalogados como «portadores» por asintomáticos en los estados de Jalisco, el estado de México y Puebla.​​ Este mismo día, la Secretaría de Salud confirmó la primera muerte por COVID-19 en México.​
El martes, 24 de marzo, el gobierno federal decretó el comienzo de la fase 2 de la pandemia por COVID-19 en el país, tras registrarse los primeros contagios locales.​ En opinión de Gatell Ramírez: «Seguiremos teniendo transmisión, la expectativa no es terminar con la epidemia de un momento a otro. También quiero ser claro que el éxito en la reducción de la transmisión, en vez de llevarnos a una epidemia corta, nos llevará a una epidemia más larga, pero esto es importante, porque lo que nos lleva es a administrar el riesgo. Quiere decir lograr que cada día haya menos casos que los que se pueden atender en el sistema de salud de México».​
El mismo día, 24 de marzo, un ciudadano mexicano murió en Perú por contagio de COVID-19, de acuerdo con un anuncio de la Secretaria de Relaciones Exteriores, dependencia que también notificó que el cuerpo habría de repatriarse como una operación humanitaria.​
El miércoles, 25 de marzo, el gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez, confirmó el primer caso de COVID-19 en esa entidad: una mujer que viajó a Nueva York, Estados Unidos.​ Hasta ese día, había un total de siete defunciones, 475 casos confirmados y más de 1600 sospechosos. Asimismo, cabe resaltar que solamente el 10 por ciento de las personas infectadas requirieron hospitalización, mientras que el resto recibieron atención médica ambulatoria. Los estados en los que se concentraban hasta ese momento la mayor parte de las infecciones eran: la Ciudad de México (82 casos), Nuevo León (52), Jalisco (46), Puebla (34) y Yucatán (29).​
El 26 de marzo, se dieron a conocer 110 nuevos casos confirmados, con lo que se elevó a 585 afectados por la enfermedad. Debido a este incremento, el IMSS anticipó que «se empieza a perder la trazabilidad de los contagios, lo que significa que ya no es posible conocer quién contagió a quién».​ La cantidad de muertes por COVID-19 se elevó a ocho, una de ellas en Quintana Roo.​ Ese día, la atleta Mariana Arceo reveló que se había recuperado de la infección que contrajo en un campamento en Barcelona a principios del mes.​
El 30 de marzo, se decretó la «emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor» en el país, ante la evolución de casos confirmados y muertes por la enfermedad.​ Hasta entonces se habían confirmado 1094 personas contagiadas y 28 defunciones en México, además de 2752 casos sospechosos y 5635 casos negativos. En total, se habían realizado pruebas por COVID-19 a 9481 personas en el país.​
El 31 de marzo, se reportó el fallecimiento de un médico de urgencias que trabajaba en la clínica 7 del IMSS de Monclova, Coahuila, al día siguiente de que muriera un paciente de la misma clínica por las mismas circunstancias. Esto llevó a la colocación de un cerco sanitario en el lugar y su reconversión como hospital especial para la atención de casos de COVID-19.​

Abril de 2020

El 1 de abril, de una suma total de 29 muertes por COVID-19 en México desde el inicio de la crisis y 1215 infectados oficiales, 35 ya se habían recuperado. México era, a esa fecha, el 45° país con mayor cantidad de infecciones por esta enfermedad, el primero de los cuales era Estados Unidos, con 214 482, seguido por Italia y España, con 110 574 y 104 118, respectivamente.​
El 2 de abril, la cantidad de casos confirmados se incrementó a 1500, los cuales se hallaron dispersos primordialmente en la Ciudad de México, en el estado de México y en Jalisco. Por otro lado, se registró un aumento de 13 defunciones más, la mayor cantidad de muertes diarias por COVID-19 en el país hasta ese momento. De acuerdo con Alomía: «Los adultos jóvenes en edad productiva y vida social son los que más contagian, y los hospitalizados graves y fallecidos son los adultos mayores». Cabe resaltar que la tendencia de aumento diario de casos se mantenía en un promedio de 150 casos, de acuerdo con registros de las autoridades sanitarias.​
El 3 de abril cerró con 1688 infectados totales oficiales en México, 60 muertes —el doble desde el principio del mes— y 633 recuperados. México era, a esa fecha, el 39ª país con mayor cantidad de infecciones, superado inmediatamente por Indonesia, con 1986 infecciones.​
El 5 de abril, las autoridades sanitarias de Baja California reportaron que Mexicali posee una curva de contagios ascendente similar a la de Wuhan, China, donde se originó el COVID-19, debido a que «los habitantes de esa región no han entendido que no tienen que estar juntos ni andar circulando en las calles».​
El 7 de abril los datos publicados mostraron un total de 141 decesos, 7526 casos sospechosos, 2785 casos confirmados y 15099 casos negativos,​ lo que refleja un incremento del 186,1 % con respecto a la semana anterior. En el caso de la Ciudad de México, que posee la mayor cantidad de pacientes infectados, sus cifras se triplicaron al registrar 141 casos confirmados en un día. Por otra parte, la mayor tasa de letalidad por COVID-19 recae en Ciudad de México, Sinaloa, Estado de México, y Quintana Roo. De acuerdo con Alomía: «La curva epidémica acumulada y la curva de incidentes en las últimas 24 horas se mantienen en una tendencia ascendente» en el país.​
El 8 de abril, si bien la cantidad de personas infectadas aumentó a 3181 además de 174 decesos como consecuencia de la enfermedad, las autoridades sanitarias revelaron que estiman la existencia de 26 mil casos de infección en el país de acuerdo con el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica. Lo anterior implica que «por cada caso confirmado, hay cuando menos 8 que no han sido detectados por el sistema de salud nacional, ya sea porque no acudieron al médico o porque no se les aplicó la prueba de detección del virus».​ Se trata además del día con mayor cantidad de decesos en México —33, en total— desde que se registró la primera muerte.​
Fuente

Últimas Noticias

Recursos Adicionales

Este hilo es actualizado cada hora. Última actualización: 13-04-2020 a las 11:00:17
submitted by HuachiBot to Monterrey [link] [comments]


2020.02.06 00:08 MoteConHuesillo “Breve Historia del Neoliberalismo” (2007) de David Harvey. Apuntes y brevísima valoración del libro

Advertencia: no hay tldr.
Fuentes para descargar: versión escaneada, solo imagen - versión de la CNT que se puede copiar y pegar
APUNTES DEL LIBRO
El libro se divide en 7 partes más una introducción donde se declara que el objetivo será articular “un relato político-económico del origen de la neoliberalización y del modo en que ha proliferado de manera tan generalizada a escala mundial.”, además de que se da una pequeña sinopsis del contenido de las 7 partes. A continuación sintetizaré algunas ideas que me parecieron interesantes de cada una de las partes del libro, y citaré latamente en algunos casos.
I.- La libertad no es más que una palabra
La descripción en Google Books nos “spoilea” la tesis central que revela en la mitad del desarrollo de esta primera parte y que intentará demostrar en las partes subsecuentes. De aquella cito:
> Lejos de tratarse de una adaptación natural y de una respuesta técnicamente neutra a las dificultades experimentadas por las economías occidentales y por las estrategias de desarrollo del Sur global tras la crisis de la década de 1970, David Harvey demuestra cómo el neoliberalismo fue una contundente y articulada respuesta política concebida por las clases dominantes globales para disciplinar y restaurar los parámetros de explotación considerados "razonables" tras la onda de luchas que recorrieron el planeta tras la Segunda Guerra Mundial.
El análisis basado en clases es la herramienta omnipresente en el libro de Harvey para decir que el porqué del neoliberalismo como doctrina empujada por ciertas elites es “para lograr la restauración del poder de clase”. Sin embargo, aunque las “clases” en su exposición funcionan dicotómicamente en tensión de opuestos como corresponde a la tradición, ello no significa que utilice la noción marxista anticuada de “burguesía” como “industrialistas” que buscan acumular capital, sino que es cuidado en tratar sobre cómo ha habido desde los 80 una resignificación en el poder de las clases privilegiadas: el accionista pasa de ser primario a ser secundario frente a los especuladores de Wall Street.
Ahora bien, lejos de plantear su tesis de la restauración de clases de modo simplista centrado únicamente por el interés anglosajón Harvey considera que:
> (…) Estados Unidos no obligó a Margaret Thatcher a adentrarse en la inexplorada senda neoliberal en 1979. Como tampoco obligó a China, en 1978, a emprender el camino hacia la liberalización. Los restringidos movimientos hacia la neoliberalización de India en la década de 1980 y de Suecia a principios de la de 1990, no pueden atribuirse fácilmente al alcance imperial del poder estadounidense.
> Evidentemente, el desarrollo geográfico desigual del neoliberalismo a escala mundial, ha sido un proceso de gran complejidad que ha entrañado múltiples determinaciones y no poco caos y confusión.
Esto es importantísimo tenerlo a la vista, ya que en las partes siguientes el relato se centrada en la multiplicidad de causalidades para que un Estado adhiera libre y muchas veces no tan libremente al ideario neoliberal. El caso de Chile por su violencia no es la norma para el autor.
En esta primera parte se define al “neoliberal”:
> Los miembros del grupo se describían como “liberales” (…) debido a su compromiso fundamental con los ideales de la libertad individual. La etiqueta neoliberal señalaba su adherencia a los principios de mercado libre acuñados por la economía neoclásica, que había emergido en la segunda mitad del siglo XIX (gracias al trabajo de Alfred Marshall, William Stanley Jevons, y Leon Walras) para desplazar las teorías clásicas de Adam Smith, David Ricardo y, por supuesto, Karl Marx. No obstante, también se atenían a la conclusión de Adam Smith de que la mano invisible del mercado era el mejor mecanismo para movilizar, incluso, los instintos más profundos del ser humano como la glotonería, la gula y el deseo de riqueza y de poder en pro del bien común. Así pues, la doctrina neoliberal se oponía profundamente a las teorías que defendían el intervencionismo estatal, como las de John Maynard Keynes, que ganaron preeminencia en la década de 1930 en respuesta a la Gran Depresión.
Posguerra, a partir de los 50 hasta los 70-80 el tipo de ideología dominante en los Estados occidentales era el “liberalismo embridado”, el cual constreñía el capital y le daba cierta fuerza al Estado. Lamentablemente desde Hayek comenzó un ataque ideológico férreo contra la regulación y, haciéndose eco de Polanyi, Harvey citará al austrohúngaro:
> La planificación y el dirigismo son acusados de constituir la negación de la libertad. La libre empresa y la propiedad privada son declaradas partes esenciales de la libertad, y se dice que una sociedad no constituida sobre estos pilares no merece el nombre de libre. La libertad creada por la reglamentación es denunciada como una no libertad. La justicia, la libertad y el bienestar que esta reglamentación ofrece, son criticadas como un disfraz de la esclavitud.
> La idea de libertad «degenera, pues, en una mera defensa de la libertad de empresa» que significa «la plena libertad para aquellos cuya renta, ocio y seguridad no necesitan aumentarse y apenas una miseria de libertad para el pueblo, que en vano puede intentar hacer uso de sus derechos democráticos para resguardarse del poder de los dueños de la propiedad». Pero si, tal y como siempre es el caso, «no es posible sociedad alguna en la que el poder y la compulsión estén ausentes, ni un mundo en el que la fuerza no desempeñe ninguna función», entonces, la única forma de que esta visión liberal utópica pueda sostenerse es mediante la fuerza, la violencia y el autoritarismo.
II.- La construcción del consentimiento
> La apelación a las tradiciones y a los valores culturales fue muy importante en este proceso. Un proyecto manifiesto sobre la restauración del poder económico en beneficio de una pequeña elite probablemente no cosecharía un gran apoyo popular. Pero una tentativa programática para hacer avanzar la causa de las libertades individuales podría atraer a una base muy amplia de la población y de este modo encubrir la ofensiva encaminada a restaurar el poder de clase. (…) ¿Cómo, entonces, negoció este giro el neoliberalismo para desplazar de manera tan arrolladora al liberalismo embridado? En algunos casos, la respuesta descansa en buena medida en el uso de la fuerza (ya sea militar, como en Chile, o financiera, como ocurre a través de las operaciones del FMI en Mozambique o en Filipinas). La coerción puede producir una aceptación fatalista, incluso abyecta, de la idea de que no había ni hay “alternativa”, tal y como Margaret Thatcher continúa insistiendo. La construcción activa de consentimiento también ha variado de un lugar a otro.
Para el geógrafo y teórico social inglés la manera en que la neoliberalización penetró en el sentido común popular fue parasitando en todos los movimientos políticos que sostuvieran que las libertades individuales son sacrosantas. En ese sentido, por ejemplo, tuvo en la mira el movimiento del 68 o el de libertad de expresión en Berkeley, y logró mercantilizar los estilos de vida, modos de expresión y una amplia gama de prácticas culturales que buscaban los movimientos estudiantiles manifestar, lo cual lamentablemente “Los movimientos de izquierda no fueron capaces de reconocer o de confrontar, y mucho menos de trascender, la tensión inherente entre la búsqueda de libertades individuales y la justicia social.”
Posteriormente en esta parte describirá más a fondo los casos del giro neoliberal en Estados Unidos (Reagan) y Gran Bretaña (Thatcher) en los 70 a 80. En el primer caso describe como Nueva York fue la “ciudad modelo” que sería punta de lanza neoliberal:
> El sistema del bienestar corporativo sustituyó al sistema del bienestar para la población. Las instituciones de elite neoyorquinas fueron movilizadas para vender la imagen de la ciudad como centro cultural y destino turístico (…). Las elites dominantes cambiaron de opinión, a menudo con reticencias, para apoyar la apertura del campo cultural a todo tipo de corrientes cosmopolitas diversas. La exploración narcisista del yo, la sexualidad y la identidad se convirtieron en el leitmotiv de la cultura urbana burguesa. La libertad y la licencia artísticas promovidas por las poderosas instituciones culturales de la ciudad condujeron, en efecto, a la neoliberalización de la cultura. (…) Las elites de la ciudad accedieron, aunque no sin batallar, a la demanda de diversificación de los estilos de vida (…) y crecieron las opciones de consumo alternativo especializado (en áreas como la producción cultural).
En el caso británico se describe cómo “A través de los medios de comunicación circulaban fuertes corrientes críticas (…), que cada vez estaban más subordinadas a los intereses financieros. El individualismo, la libertad y los derechos se describían como términos opuestos a la asfixiante ineptitud burocrática del aparato estatal y al opresivo poder sindical. Estas críticas se generalizaron por todo el país a lo largo de la década de 1960 y se hicieron todavía más enérgicas durante los días grises del estancamiento económico que marcó la década de 1970. La gente temió entonces que Gran Bretaña se estuviera convirtiendo en un «Estado corporativista, abocado a una gris mediocridad»”.
El consentimiento se torna ideología hegemónica en función que ya para Clinton como Blair siendo de “izquierda” su margen de maniobra es tan limitado que no tuvieron otra que ser continuadores del proceso de restauración del poder de clase.
III.- El Estado neoliberal
Junto con la parte I considero que esta es la parte que se describe todo más desde un punto de vista global teórico y menos se dedica al caso a caso. Si es por leer solamente ciertas partes del libro recomienda ésta tercera y la primera. Sus secciones son muy buenas como para hacer justicia en unos pocos párrafos y se ordenan muy sistemáticamente desde “El Estado neoliberal en teoría”, “Tensiones y contradicciones [del neoliberalismo]”, “El Estado neoliberal en la práctica” y “La respuesta neoconservadora”. Por ejemplo, la última sección es clave para entender cómo José Antonio Kast no es adecuado denominarlo “neoliberal”, sino que “neoconservador”. In nuce, ¿qué dice el neoliberalismo sobre el Estado?
> De acuerdo con la teoría, el Estado neoliberal debería favorecer unos fuertes propiedad privada individual, el imperio de la ley, y las instituciones del libre mercado y derechos de libre comercio. Estos son los puntos de acuerdo considerados esenciales para garantizar las libertades individuales. El marco legal viene definido por obligaciones contractuales libremente negociadas entre sujetos jurídicos en el mercado. La inviolabilidad de los contratos y el derecho individual a la libertad de acción, de expresión y de elección deben ser protegidos. El Estado, pues, utiliza su monopolio de los medios de ejercicio de la violencia, para preservar estas libertades por encima de todo.
> Los teóricos del neoliberalismo albergan, sin embargo, profundas sospechas hacia la democracia. El gobierno de la mayoría se ve como una amenaza potencial a los derechos individuales y a las libertades constitucionales. (…) Los neoliberales tienden, por lo tanto, a favorecer formas de gobierno dirigidas por elites y por expertos. Existe una fuerte preferencia por el ejercicio del gobierno mediante decretos dictados por el poder ejecutivo y mediante decisiones judiciales en lugar de mediante la toma de decisiones de manera democrática y en sede parlamentaria. Los neoliberales prefieren aislar determinadas instituciones clave, como el banco central, de las presiones de la democracia. Dado que la teoría neoliberal se concentra en el imperio de la ley y en la interpretación estricta de la constitucionalidad, se infiere que el conflicto y la oposición deben ser dirimidos a través de la mediación de los tribunales. Los individuos deben buscar las soluciones y los remedios de todos los problemas a través del sistema legal.
Esto explica la preferencia que ha mostrado la derecha chilena por recurrir al Tribunal Constitucional para trabar leyes discutidas y aprobadas democráticamente en el parlamento, además de que se deja todo a judicialización en vez de hacer leyes para controlar excesos, por ejemplo como ocurre que sostenidamente en el tiempo hay casos judiciales contra las Isapres por subidas de precio en planes, en vez de hacer leyes que regulen mejor ese “mercado”.
Sobre tensiones y contradicciones para la teoría neoliberal: Es difícil tratar con el poder monopolista, ya que normalmente la competencia desemboca en oligopolios, dado que “los grandes se comen a los chicos”, a su vez que se ponen barreras sustanciales a la entrada de competidores, lo cual va contra la competencia y que el Estado debe, por consiguiente, regular. Por otra parte es una dificultad el hecho de que el sistema de producción no maneja adecuadamente con las externalidades como la contaminación, por tanto se necesita cierto marco regulatorio de parte del Estado. Otra tensión es que:
> Para protegerse frente a sus grandes miedos -el fascismo, el comunismo, el socialismo, el populismo autoritario e incluso el gobierno de la mayoría-, los neoliberales tienen que poner fuertes límites al gobierno democrático y apoyarse, en cambio, en instituciones no democráticas ni políticamente responsables (como la Reserva Federal o el FMI) para tomar decisiones determinantes. Ésto crea la paradoja de una intensa intervención y gobierno por parte de elites y de “expertos” en un mundo en el que se supone que el Estado no es intervencionista.
Ahora bien, estas tensiones conllevan que la implementación de la teoría a la práctica sea ajustada a las distintas realidades locales e involucra que el Estado, a pesar de publicitarse como mínimo e inútil, tiene su correspondiente tamaño y es esencial para el funcionamiento de la doctrina: “(…) El neoliberalismo no torna irrelevante al Estado ni a instituciones particulares del Estado (como los tribunales y las funciones policiales), tal y como algunos analistas tanto de derechas como de izquierdas han argumentado. Sino que más bien, y con el objeto de hacerlo más funcional a sus propios intereses, producen una reconfiguración radical de las instituciones y de las prácticas estatales (en particular respecto al equilibrio entre la coerción y el consentimiento, entre el poder del capital y de los movimientos populares, y entre el poder ejecutivo y judicial, por un lado, y los poderes de la democracia representativa por otro). El neoconservadurismo es la ideología post-neoliberal que emerge para luchar contra las contradicciones centrales neoliberales.
> Si «no existe eso que llamamos sociedad, sino únicamente individuos», tal y como Thatcher lo formulara en un principio, entonces, el caos de los intereses individuales puede con facilidad acabar prevaleciendo sobre el orden. (…) Incluso, puede conducir a una ruptura de todos los vínculos de solidaridad y a un estado próximo al anarquismo social y el nihilismo. (…) Frente a esta situación, parece necesario implantar cierto grado de coerción social en aras a restaurar el orden. Por lo tanto, los neoconservadores hacen hincapié en la militarización en tanto que antídoto al caos de los intereses individuales. Por esta razón son mucho más propensos a llamar la atención sobre las amenazas, ya sean reales o imaginarias, y tanto domésticas como provenientes del exterior, a la integridad y a la estabilidad de la nación.
IV.- Desarrollos geográficos desiguales / V.- Neoliberalismo con características chinas
Es fácil concluir que estas dos partes responden a una misma intención del autor, a saber, construir un relato del camino hacia la hegemonía neoliberal que no fuera simplista respecto a las causas y la cadena de sucesos que llevaron a su ascenso. La restauración del poder de clases en algunos países involucró la creación de nuevos individuos súper ricos, así como también la mantención de otros en la clase alta. Ideológicamente el neoliberalismo se propagó mediante la competencia entre los diferentes territorios por poseer el mejor modelo de desarrollo económico dado “un sistema más fluido y abierto de relaciones comerciales que se estableció después de 1970. Así pues, el progreso general de la neoliberalización se ha visto crecientemente impelido a través de mecanismos de desarrollo geográfico desigual. Los Estados o las regiones más prósperas presionan al resto para que sigan sus pasos. Las innovaciones más rompedoras colocan a éste o aquél Estado (Japón, Alemania, Taiwán, Estados Unidos o China), región (Silicon Valley, Baviera, la Terza Italia, Bangalore, el delta del río Perla, o Bostwana), o incluso ciudad (Boston, San Francisco, Shanghai, o Munich) en la vanguardia de la acumulación de capital.”
Esta cuarta parte en conjunto con la quinta se dedican a la documentación e interpretación del caso a caso de la propagación neoliberal, documentación necesaria para apoyar la tesis central que aunque es sencilla de enunciar, es ardua de fundar. En particular la conclusión de la cuarta parte del libro es:
> Las evidencias reunidas en las páginas precedentes sugieren que el desarrollo desigual fue tanto un resultado de la diversificación, de la innovación y de la competencia (en ocasiones de tipo monopolista) entre modelos de gobiernos nacionales, regionales y en algunas instancias incluso municipales, como una imposición por parte de alguna potencia hegemónica externa como Estados Unidos. Un análisis más desgranado indica que existe un amplio abanico de factores que afectan al grado de neoliberalización alcanzado en cada caso concreto. Los análisis más convencionales de las fuerzas en juego se concentran en cierta combinación formada por el poder de las ideas neoliberales (se considera particularmente fuerte en los casos de Gran Bretaña y Chile), por la necesidad de responder a crisis financieras de varios tipos (como en México y Corea del Sur) y por un enfoque más pragmático de la reforma del aparato estatal (como en Francia y en China) para mejorar la posición competitiva en el mercado global. Aunque todos estos elementos han sido de cierta relevancia, la ausencia de todo análisis de las fuerzas de clase que podrían estar operando en este proceso, es bastante inquietante. La posibilidad, por ejemplo, de que las ideas dominantes pudieran ser las de cierta clase dominante ni siquiera es considerada, a pesar de que hay evidencias abrumadoras de que se han producido potentes intervenciones por parte de las elites empresariales y de los intereses financieros en la producción de ideas y de ideología a través de la inversión en think-tanks, en la formación de tecnócratas y en el dominio de los medios de comunicación. La posibilidad de que las crisis financieras pudieran estar causadas por una huelga de capital, una fuga de capitales o la especulación financiera, o de que sean urdidas deliberadamente para facilitar la acumulación por desposesión, es descartada como demasiado conspirativa, incluso ante innumerables indicios que hacen sospechar la existencia de ataques especulativos coordinados sobre una moneda u otra.
China tampoco estuvo exenta de la fiebre neoliberal, pero ésta fue llevada a cabo a su modo, ya que no tuvo una “terapia de choque”, lo que significó “(…) construir un modelo de economía de mercado manipulada por el Estado que proporcionó un espectacular crecimiento económico (arrojando una tasa media de crecimiento cercana al 10 % anual) y que ha aumentado de manera progresiva el nivel de vida de una significativa porción de la población durante más de 20 años167. Pero las reformas también conllevaron degradación medioambiental, desigualdad social y eventualmente algo que de manera incómoda se parece a la reconstitución del poder de clase capitalista.”.
VI.- El neoliberalismo a juicio
> Los dos motores económicos que han impulsado al mundo a través de la recesión global que se afianzó después de 2001, han sido Estados Unidos y China. Lo irónico es que ambos países han estado actuando como Estados keynesianos en un mundo supuestamente gobernado por reglas neoliberales. Estados Unidos ha recurrido de manera desmedida a la financiación mediante el déficit presupuestario de su militarismo y de su consumismo, mientras China ha financiado mediante el endeudamiento con créditos bancarios de dudoso cobro enormes inversiones en infraestructuras y en capital fijo.
Esta parte se dedica a mostrar que las supuestas “hazañas” del neoliberalismo no son tales y que cuestiones como disminución de la pobreza lo son por el keynesianismo chino y los esfuerzos estatales de la India. La única gran hazaña que tiene el neoliberalismo a su haber es la redistribución de la riqueza, pero hacia las clases altas; ¿cómo ha sido hecho esto?
> En un trabajo previo, he proporcionado un análisis de los principales mecanismos que han sido utilizados para conseguir ésto, bajo el título de «acumulación por desposesión». Esta expresión alude a la continuación y a la proliferación de prácticas de acumulación que Marx había considerado como «original›› o «primitiva» durante el ascenso del capitalismo. Estas prácticas comprenden la mercantilización y privatización de la tierra y la expulsión forzosa de poblaciones campesinas (...); la conversión de formas diversas de derechos de propiedad (comunal, colectiva, estatal, etc.) en derechos exclusivos de propiedad privada (…); la supresión de los derechos sobre los bienes comunes; la mercantilización de la fuerza de trabajo y la eliminación de modos de producción y de consumo alternativos (autóctonos); procesos coloniales, neocoloniales e imperiales de apropiación de activos (los recursos naturales entre ellos); y, por último, la usura, el endeudamiento de la nación y, lo que es más devastador, el uso del sistema de crédito como un medio drástico de acumulación por desposesión. (…) Actualmente, a este listado de mecanismos podemos añadir una batería de técnicas como la extracción de rentas de las patentes y de los derechos de propiedad intelectual, y la disminución o la anulación de varias formas de derechos de propiedad comunes (como las pensiones del Estado, las vacaciones retribuidas, y el acceso a la educación y a la atención sanitaria) ganados tras generaciones de lucha de clases. Por ejemplo, la propuesta de privatizar integralmente el sistema público de pensiones (experimentada por primera vez en Chile bajo la dictadura) es uno de los preciados objetivos de los republicanos en Estados Unidos.
Dentro de esta parte llama la atención la sección “La mercantilización de todo” la cual bebe completamente del trabajo de Polanyi. Llama la atención, ya que Polanyi no era un teórico marxista, era muy crítico de él y Harvey siendo marxista lo utiliza completamente en esta sección que es básicamente una nota al pie de Polanyi en su idea de que “En el centro de la teoría liberal y neoliberal descansa la necesidad de articular mercados coherentes para la tierra, la fuerza de trabajo y el dinero pero, tal y como Karl Polanyi señaló, todo ello, «obviamente, no son mercancías [...]. La descripción como mercancía del trabajo, de la tierra, y del dinero es enteramente ficticia». Aunque el capitalismo no puede funcionar sin estas ficciones, el daño que causa si deja de reconocer las complejas realidades que le subyacen es incalculable.” La flexibilidad laboral es un corolario de transformar al trabajo en mercancía la cual tiene beneficios para algunos, aquellos que tienen los medios para negociar sus condiciones de trabajo, versus la mayoría a quienes “flexibilidad laboral” es lisa y llanamente “precarización”.
La sección “Degradaciones ambientales” me parece innecesaria apuntarla, ya que hoy – espero – es de sentido común la relación directa entre sobrexplotación, sobreproducción y sobreconsumo con neoliberalismo. Finalmente “Sobre los derechos” es especialmente interesante para quienes observan la hipocresía del discurso en favor de una “libertad” que es llevada a otros países a punta de misiles y drones:
> Esta apelación al universalismo de los derechos es un arma de doble filo. Puede y debe ser utilizada sin olvidar en ningún momento los fines progresistas que la animan. La tradición que encuentra sus mayores exponentes en Amnistía Internacional, Médicos sin Fronteras, y otras organizaciones próximas a ellas, no puede ser desechada como un mero accesorio del pensamiento neoliberal. Toda la historia del humanismo (tanto en su versión occidental -clásicamente liberal- como en sus diversas versiones no occidentales) es demasiado compleja como para permitirlo. Pero los objetivos limitados de muchos discursos sobre los derechos (en el caso de Amnistía Internacional hasta hace poco su único objeto de atención eran los derechos civiles y políticos netamente separados de los económicos) hace que sean demasiado fáciles de absorber dentro del marco neoliberal. El universalismo parece funcionar particularmente bien cuando se abordan cuestiones globales como el cambio climático, el agujero de la capa de ozono o la pérdida de la biodiversidad a través de la destrucción del hábitat. Pero sus resultados en la arena de los derechos humanos resultan más dudosos, dada la diversidad de las circunstancias político-económicas y de las prácticas culturales que existen en el mundo. Además, no ha sido nada difícil incorporar las cuestiones relativas a los derechos humanos en calidad de «espadas del Imperio».
VII.- El horizonte de la libertad
La última parte funciona como conclusión, ya que no hay una explícitamente puesta. Desde una perspectiva ideológica dura de izquierda es muy poco satisfactoria, ya que se nota cómo el autor ha cedido a no hablar de un levantamiento de clases por hablar de buscar justicia social dentro del marco de lo posible que deja la lucha de clases. Esto es claro al poner en un mismo párrafo a Smith con Marx:
> Karl Marx, por ejemplo, también sostuvo la opinión escandalosamente radical de que un estómago vacío no era algo apropiado para la libertad. «La esfera de la libertad», escribió, «en realidad comienza únicamente donde acaba el trabajo que viene determinado por la necesidad y por consideraciones mundanas», indicando, por añadidura, que por lo tanto «yace más allá de la esfera de la estricta producción material». Él supo ver que nunca podríamos liberarnos de nuestras relaciones metabólicas con la naturaleza o de nuestras relaciones sociales mutuas, pero que al menos podíamos aspirar a construir un orden social en el que la libre exploración de nuestras potencialidades individuales y como especie se convirtieran en una posibilidad real. Si partimos del concepto de libertad de Marx, y casi con toda seguridad del expuesto por Adam Smith en su Theory of Moral Sentiments, la neoliberalización no podría por menos que considerarse un fracaso monumental. Aquellas personas que son excluidas o expulsadas del sistema de mercado -una enorme reserva de personas aparentemente desechables, privadas de protección social y de estructuras sociales de solidaridad- poco pueden esperar de la neoliberalización excepto pobreza, hambre, enfermedad y desesperación. Su única esperanza es trepar como sea posible a bordo del barco del sistema de mercado bien como productores de pequeñas mercancías, como vendedores en la economía informal (de cosas o de fuerza de trabajo), como pequeños depredadores que piden limosna, roban o, de manera violenta, obtienen algunas migajas de la mesa del rico, o bien como participantes en el enorme mercado ilegal del tráfico de drogas, de armas, de mujeres, o de cualquier otra cosa ilegal de la que haya demanda. (...) En el otro extremo de la escala de la riqueza, aquellos plenamente incorporados dentro de la inexorable lógica del mercado y de sus demandas apenas encuentran tiempo ni espacio para explorar potencialidades emancipadoras fuera de lo que es comercializado como aventura «creativa», ocio y espectáculo. Obligados a vivir como apéndices del mercado y de la acumulación de capital en lugar de como seres expresivos, la esfera de la libertad se encoje ante la terrible lógica y la vacía intensidad de las ligaduras del mercado.
Una democracia dentro del marco de lo posible parece ser la propuesta a la que llega el autor: “Pero es la naturaleza profundamente antidemocrática del neoliberalismo, respaldada por el autoritarismo neoconservador, lo que sin duda debería construir el núcleo de la lucha política. El déficit democrático en algunos países nominalmente «democráticos» como Estados Unidos es actualmente enorme”.
BREVISIMA VALORACIÓN DEL LIBRO
Quizás las obras que se me vienen más rápido a la mente de la misma época (posterior a invasión de Irak, 2003) y del mismo tópico general, sobre el levantamiento del neoliberalismo, son “La doctrina del shock. El auge del capitalismo del desastre” (2007) de Naomi Klein y “Confesiones de un sicario económico” (2004) de John Perkins. Ambos libros mencionados palidecen respecto al análisis y complejidad, ya que comparativamente el trabajo de David Harvey tiene el tono moderado de la academia y la búsqueda del conocimiento más que el de colección de anécdotas. Recomendado para quienes no quieran leer “Capitalismo y libertad” (1966) de Milton Friedman, pero quieren saber esencialmente sobre los principios ideológicos del neoliberalismo, y además darse una vuelta en el globo sobre cómo la ofensiva de esta doctrina ha tomado diferentes formas desde Suecia hasta China. Además es muy recomendado para entender en qué sentido, por ejemplo, en Chile la Concertación es un proyecto liberal de derecha, en tanto que su marco conceptual se da después de la victoria global del proyecto neoliberal de restauración de clases. Lo dejo a disposición del sub, ya que me parece un material indispensable dada la contingencia social post-estallido para hacer una resignificación del marco en que se está discutiendo de modo de no caer en los términos que se está haciendo en los espacios institucionalizados de discusión.
submitted by MoteConHuesillo to chile [link] [comments]


2018.06.06 22:11 ChrisPharley [Showerthoughts] Hace siglos que el inglés existe sin distinciones de género y no veo que nos lleven siglos de ventaja en el progreso de las mujeres en la sociedad.

Si un presidente estadounidense dijera "Hello Americans, you are all welcome to join us in this celebration" no tendría que cambiar nada para referirse a ambos géneros simultáneamente.
Se me ocurrió eso hoy y busqué otros idiomas que no tuvieran el problema de todos/todas/todes/todxs/[email protected]/tod*s/todis.
Encontré este sitio que dice los idiomas de los siguientes países no imponen género, en mayor o menor medida:
Irán
Hungría
Nigeria (Yorugua Yoruba)
Japón
Corea
China
Perú/Bolivia (Quechua)
Malasia
Filipinas (especialmente antes de la influencia española)
Bangladesh
[También menciona países bálticos pero no sé cómo tratan a las mujeres allí, probablemente mejor que en los países precedentes.]
Este link dice que el árabe usa al femenino como génerico. Ya sabemos cómo les va a las mujeres en esos países.
Por lo tanto se me ocurre que estas cuestiones lingüísticas no han ayudado mucho a las mujeres de aquellos países.
Tal vez sea hora de darse cuenta de eso y buscar cambios que tengan un efecto real sobre la gente que buscan defender.
submitted by ChrisPharley to argentina [link] [comments]


2017.07.01 10:27 Subversivo-Maldito Para construir una identidad democrática en el siglo XXI es importante leer a Tuñon de Lara con el objeto de comprender quiénes nos han gobernado (y nos gobiernan) desde hace 250 años: una oligarquía que solo aparentemente cambia. [23ª Parte]

Notas sobre el Gobierno de Unión Consevadora (1899) y sobre la Coronación de Alfonso XIII (1902)
Perdido el imperio colonial, llega la hora de intentar curar las heridas y mirar hacia dentro....
El 4 de marzo de 1899 se forma lo que se denominó como GOBIERNO DE UNIÓN CONSERVADORA, una concentración de fuerzas "vivas" que intentan hacer frente a la crítica situación: caida de la peseta, inflación, nuevos impuestos, austeridad en gastos sociales, etc...Desde "arriba" se intenta llegar a la fibra sensible del pueblo hablando de la necesidad de llevar a cabo "la revolución desde el poder"...surgiendo asambleas de productores de la burguesía que intentan ponerse al frente de la situación y que comienzan hablar de la necesidad de "regenerar" España....Al final, todo se quedaría en "aguas de borraja"....
Y es que, pasados los primeros sustos, la élite y el Gobierno comienzan a pensar que realmente nada había pasado y que se podía seguir con la política del "turno" de la etapa dorada Canovas/Sagasta...De hecho, será un anciano Sagasta, quien clausuraría una etapa de regencia turnista, que él mismo había inagurado 17 años antes, para que en España hubiera de nuevo un Rey: el 17 de mayor de 1902 era coronado como Rey de España Alfonso XIII.
Alfonso XIII ocupa el trono el 17 de mayo de 1902 con Sagasta al frente del gobierno liberal...aunque, pronto, lo cede a los conservadores, para morir poco después...Gobiernan los conservadores hasta 1905 para ser sustituidos por otra tanda de gobiernos liberales hasta que, en 1907, accede al poder uno de los hombres más autoritarios del conservadurismo: ANTONIO MAURA....
Es evidente que, al llegar a este punto, las diferencias entre conservadores y liberales se habían reducido al mínimo, quedando reducidos ambos a aparatos electorales construidos sobre una red caciquil....En este contexto será CANALEJAS quien se salga por completo del marco clásico del partido....En 1910 presentará un proyecto de ley encaminado a expropiar, mediante indemnización, los predios incultos o mal cultivados....El proyecto nunca sería llevado a cabo y al final su autor será asesinado, muriendo su proyecto con él....Es cierto que Canalejas representaba un accidente en la España de la Restauración y pretendía crear una burguesía liberal, atacando a los privilegios del clero y las órdenes monásticas....lo que implicaba también intentar arrebatar la bandera de la lucha contra las estructuras agrarias a los republicanos y a los mismos sindicatos agrarios...Dando una de cal y otra de arena, ya que resulta curioso que encontrara apoyo entre ciertas clases del régimen, y se destacó por su represión de toda mobilización popular...
Durante el gobierno de Maura no podemos dejar de hacer referencia al excesivo protagonismo del joven monarca Alfonso XIII, así como la sobrevaloración que siempre hizo de la institución militar, en dónde buscaba su apoyo y refugio...En una de sus alocuciones, después de tacharse como jefe supremo en el mando del ejercito, define a éste como su apoyo más firme, y cimiento más sólido para garantizar la paz social (ya sabemos lo que esto significa)....Sea lo que sea, al llegar a este punto, parece evidente que la transformación del ejercito (iniciada ya en 1875) mostraba ya con claridad que aquel ejercito liberal, surgido trás la lucha contra la invasión francesa, era un solo recuero y que se había transformado en un instrumento de la monarquía y defensor de la estructura social existente....¿En qué consistía tal defensa?....Es importante, que trás los intentos fracasados de Canalejas, durante el gobierno de Maura se pone en práctica la medida siguiente: conceder prestamos a las órdenes religiosas con el objeto de compensar los daños que les fueron ocasionados durante la revolución de 1868....¡Y es que éste País no tiene remedio!
Cuando Alfonso XIII fue coronado, Barcelona, estaba en pié de guerra debido a la huelga de los metarlúrgicos que luchaban por la jornada laboral de las 9 horas...El Capitán General de Barcelona declaró el Estado de Guerra, en un momento en que los huelguistas eran los dueños absolutos de la ciudad....La lucha sangrienta se saldó con cerca de 40 muertos y más de 200 heridos...La huelga era dirigida esencialmente por fuerzas anarquistas y los socialistas, bajo la dirección de Pablo Iglesias, la criticaron lo que llevó a un auténtica polémica dentro de la Internacional Socialista....para concluir que la clase obrera no estaba todavía suficientemente instruida para tomar el poder....
Pero las mobilizaciones no fueron unicamente en Cataluña, sino también en el Pais Vasco....Allí los socialistas eran más fuertes que en Barcelona...Facundo Perezagua, lider socialista, exigia en un mitin paso salarial a la semana, desaparición de las cantinas explotadas por los capataces....Se fue a la huelga y hubo heridos y muertos, aunque aquí el capitán general cedió concediendo a los obreros el pago semanal, la no obligación a comer en las cantinas, existencia de comisiones de higiene.... No era menor la tensión en el campo....Hubo huelgas por todo el campo andaluz (Morón en 1902, Corboba en 1903, lo que llevaría a la declaración del Estado de Guerra...En el movimiento campesino andaluz destacó el papel combativo de una mujer llamada Belén Sagaña, que participó activamente en la organización de una Federación obrera en Malaga que reunió a más de 20 mil afiliados...
Entretanto, tanto el Partido Socialista como la Unión General de Trabajadores se habían desarrollado notoriamente...En 1905, Pablo Iglesiasw sería elegido concejal en el ayuntamiento de Madrid, así como Largo Caballero....
Y es que el surgimiento de las corrientes nacionalistas en Cataluña adquieren un gran impulso a partir de 1898 con la pérdida de Cuba y las Colonias de Puerto Rico y Filipinas...
La reaccion catalana ante tal catástrofe se tradujo en la creación de la "Lliga Regionalista", formada esencialmente por elementos de la Industria, animados por el deseo de resarcirse de las pérdidas de los mercados de ultramar....Por lo tanto, lo primero que habría que destacar es que el Nacionalismo Catalán NO tiene un base popular sino que surge, en el seno de la burguesía industrial y financiera....En 1901 la Lliga obtendrá su primer triunfo electoral...Más tarde, sobre esta base, se constituriá la denominada "Solidaridad Catalana", que a las reivindicaciones económicas unirá la petición de más Autonomía para Cataluña...
En 1909 hacen su aparición dos corrientes dentro del nacionalismo catalán...Por un lado la representada por una burguesía industrial, cuyo objetivo será esencialmente económico, y, que no tendrá reparo alguno en pactar con el poder central siempre que le interese...Por otro lado, otra corriente que unirá el catalismo con la idea de democracia y con el desprecio al Estado Monárquico Español....
En la primera corriente veremos a hombres como Cambó y Ventosa, campeones de la industria y la Banca Catalana...Lo que les mueve realmente es la necesidad de asegurarse un mercado interior mediante la creación de una nueva correlación de fuerzas políticas, exigiendo que se voten, en este caso, leyes proteccionistas...En la segunda corriente veremos a hombres como Maciá o Companys....los cuales recrearán un tarea más idealista, intentando vigorizar la lengua y la cultura catalanas...En este contexto, en el año 1906, aparecerá el libro de Prat de la Riba, "La nacionalidad Catalana", el cual, durante muchos años consituyó el más copioso arsenal de ideas del catalanismo....Para Prat, la nacionalidad es unidad de cultura.....y a cada Nación, le correspondería un Estado....Un Estado Catalán dentro de una Federación de Estados Hispánicos, era lo defendido por Prat....
Hasta aquí, según parece, no se habla aún de independencia, separación, independentismo...etc.....
¿Cuando comienzan realmente a surgir las "ideas" separatistas?.....¿No estaremos asistiendo, en la actualidad, ante una "fuga hacia adelante" de aquellos que no representan tanto ideas, sobre la cultura y el nacionalismo catalán, como puros y duros intereses mercantiles y económicos, además, de sus "vergüenzas?....
En el Pais Vasco los problemas iban unidos a la perdida de los fueros...Sabino Arana será el teórico del nacionalismo vasco...identificando a la nación vasca con la raza, entendida como grupo de familias que proceden de un mismo origen...Por todo ello, raza sería lo mismo que Nación, gente o pueblo, designando a una gran familia que existe independientemente de la voluntad de los hombres....La existencia de los fueros es una prueba de la nacionalidad vasca, con su lema "Dios y leyes viejas"....Sabino Arana acusaba al carlismo de traición...Murió con 38 años y su obra es la base del nacimiento del PNV, al que se sumaron amplias capas de la pequeña y media burguesías vasca, sobre todo del ámbito rural...también sacerdotes y caseros...al mismo tiempo que ciertos nucleos obreros en Astilleros de Nervión...base e la organización obrera de la Solidaridad de los obreros vascos...
En Galicia, el nacionalismo dependía mucho menos del desarrollo industrial limitándose a ciertas manifestaciones culturales y a la constitución de las Irmandades da Fala, con el objeto de revitalizar y dignificar la lengua gallega....
El problema sigue abierto y vigente en los tiempos que corren (2017) [Fuente: Manuel Tuñón de Lara. La España del Siglo XIX]
submitted by Subversivo-Maldito to podemos [link] [comments]


2016.08.08 13:54 lulydelmar1 Lo preparó todo con minuciosidad. Cerró su cuenta bancaria. Vendió su auto. Evitó cualquier contacto con la organización. No acudió a ninguna reunión. No rezó... Esperó. Esperó. Llegó el día D: Niza Frente al Terrorismo x Ignacio Ramonet.

Ignacio Ramonet – Consejo Científico de ATTAC España
LMdLo preparó todo con minuciosidad. Cerró su cuenta bancaria. Vendió su auto. Evitó cualquier contacto con la organización. No acudió a ninguna reunión. No rezó. Se procuró el arma fatal sin que nadie pudiera sospechar el uso que haría de ella. La colocó en lugar seguro. Esperó. Esperó. Llegado el día D, procedió al ensayo del crimen. Transitó y recorrió el futuro itinerario de sangre. Midió los obstáculos. Imaginó los remedios. Y cuando llegó la hora, puso por fin en marcha el camión de la muerte…
La inaudita bestialidad (1) del atentado de Niza, el pasado 14 de julio –que viene a sumarse a otras masacres yihadistas recientes, en particular las de Orlando (49 muertos) y Estambul (43 muertos)– nos obliga, una vez más, a interrogarnos sobre esa forma de violencia política que llamamos terrorismo. Aunque, en este caso, habría que hablar de “hiperterrorismo” para significar que ya no es como antes. Un límite impensable, inconcebible, ha sido franqueado. La agresión es de tal desmesura que no se parece a nada conocido. Hasta tal punto que no se sabe cómo llamarlo: ¿atentado?, ¿ataque?, ¿acto de guerra? Como si se hubiesen borrado los confines de la violencia. Y ya no se podrá volver atrás. Todos saben que los crímenes inaugurales se reproducirán. En otra parte y en circunstancias diferentes sin duda, pero se repetirán. La historia de los conflictos enseña que, cuando aparece una nueva arma, por monstruosos que sean sus efectos, siempre se vuelve a emplear… Alguien, de nuevo, en algún lugar, lanzará a toda velocidad un camión de diecinueve toneladas contra una multitud de personas inocentes…
Sobre todo porque este nuevo terrorismo tiene, entre sus objetivos, el de impactar las mentes, sobrecoger el entendimiento. Es un terrorismo brutal y global. Global en su organización, pero también en su alcance y sus objetivos.
Y que no reivindica nada muy preciso. Ni la independencia de un territorio, ni concesiones políticas concretas, ni la instauración de un tipo particular de régimen. Esta nueva forma de terror total se manifiesta como una suerte de castigo o de represalia contra un “comportamiento general”, sin mayor precisión, de los países occidentales.
El término “terrorismo” también es impreciso. Desde hace dos siglos, ha sido utilizado para designar, indistintamente, a todos aquellos que recurren, con razón o sin ella, a la violencia para intentar cambiar el orden político. La experiencia histórica muestra que, en ciertos casos, esa violencia resultó necesaria. “Sic semper tirannis”, gritaba Bruto al apuñalar a Julio César, que había derribado la República. “Todas las acciones son legítimas para luchar contra los tiranos”, afirmaba igualmente, en 1792, el revolucionario francés Gracchus Babeuf.
Sobre ese irreductible fenómeno político, que suscita a la vez espanto y cólera, incomprensión y repelencia, emoción y fascinación, se han escrito miles de textos. Y hasta, por lo menos, dos obras maestras: la novela Los Endemoniados (1872), de Fiódor Dostoyevski, y la obra de teatro Los Justos (1949), de Albert Camus. Aunque, cuando el islamismo yihadista está globalizando el terror a niveles jamás vistos hasta ahora, el proyecto de “matar por una idea o por una causa” aparece cada vez más aberrante. Y se impone ese rechazo definitivo que Juan Goytisolo expresó magistralmente en su frase: “Matar a un inocente no es defender una causa, es matar a un inocente”.
Sin embargo, sabemos que muchos de los que, en un momento, defendieron el terrorismo como “recurso legítimo de los afligidos”, fueron luego hombres o mujeres de Estado respetados. Por ejemplo, los dirigentes surgidos de la Resistencia francesa (De Gaulle, Chaban-Delmas) que las autoridades alemanas de ocupación calificaban de “terroristas”; Menahem Begin, antiguo jefe del Irgún, convertido en primer ministro de Israel; Abdelaziz Buteflika, ex responsable del FLN argelino, devenido presidente de Argelia; Nelson Mandela, antiguo jefe del African National Congress (ANC), presidente de Sudáfrica y premio Nobel de la Paz; Dilma Rousseff, presidenta de Brasil; Salvador Sánchez Cerén, actual presidente de El Salvador, etc.
Como principio de acción y método de lucha, el terrorismo ha sido reivindicado, según las circunstancias, por casi todas las familias políticas. El primer teórico que propuso, en 1848, una “doctrina del terrorismo” no fue un islamista alienado, sino el republicano alemán Karl Heinzen en su ensayo Der Mord (El Homicidio), en el cual declara que todos los procedimientos son buenos, incluso el atentado-suicida, para apresurar el advenimiento de… la democracia. Como antimonárquico radical, Heinzen escribe: “Si debéis hacer saltar la mitad de un continente y propiciar un baño de sangre para destruir el partido de los bárbaros, no tengáis ningún escrúpulo. Aquel que no sacrifica gozosamente su vida para tener la satisfacción de exterminar a un millón de bárbaros no es un verdadero republicano” (2).
La actual “ofensiva mundial del yihadismo” y la propaganda antiterrorista que la acompaña pueden hacer creer que el terrorismo es una exclusividad islamista. Lo cual es obviamente erróneo. Hasta hace muy poco, otros terroristas estaban en acción en muchas partes del mundo no musulmán: los del IRA y los legitimistas en Irlanda del Norte; los de ETA en España; los de las FARC y los paramilitares en Colombia; los Tigres tamiles en Sri Lanka; los del Frente Moro en Filipinas, etc.
Lo que sí es cierto es que la hiperbrutalidad alucinante del actual terrorismo islamista (tanto el de Al Qaeda como el de la Organización del Estado Islámico, OEI) parece haber conducido a casi todas las demás organizaciones armadas del mundo (excepto al PKK kurdo) a firmar apresuradamente un alto el fuego y un abandono de las armas. Como si, ante la intensidad de la conmoción popular, no desearan verse para nada comparadas con las atrocidades yihadistas.
También cabe recordar que, hasta hace muy poco, una potencia democrática como Estados Unidos no consideraba que apoyar a ciertos grupos terroristas fuese forzosamente inmoral… Por medio de la Central Intelligence Agency (CIA), Washington preconizaba atentados en lugares públicos, secuestros de oponentes, desvíos de aviones, sabotajes, asesinatos…
Contra Cuba, Washington lo hizo durante más de cincuenta años. Recordemos, por ejemplo, este testimonio de Philip Agee, ex agente de la CIA: “Me estaba entrenando en una base secreta, en Virginia, en marzo de 1960, cuando Eisenhower aprobó el proyecto que llevaría a la invasión de Cuba por Playa Girón. Estábamos aprendiendo los trucos del oficio de espía incluyendo la intervención de teléfonos, micrófonos ocultos, artes marciales, manejo de armas, explosivos, sabotajes… Ese mismo mes, la CIA, en su esfuerzo por privar a Cuba de armas antes de la inminente invasión de exiliados, hizo volar un buque francés, Le Coubre, cuando estaba descargando un cargamento de armas de Bélgica en un muelle de La Habana. Más de 100 personas murieron en aquella explosión… En abril del año siguiente, otra operación de sabotaje de la CIA con bombas incendiarias destruyó los almacenes El Encanto, principal tienda por departamentos de la capital, provocando decenas de víctimas… En 1976, la CIA planificó, con la ayuda del agente Luis Posada Carriles, otro atentado, en esta ocasión contra un avión de Cubana de Aviación en el que murieron las 73 personas de a bordo… Desde 1959, el terrorismo de EEUU contra Cuba ha costado unas 3.500 vidas y ha dejado a más de 2.000 personas lisiadas. Los que no conocen esta historia pueden encontrarla en la clásica cronología de Jane Franklin, ‘The Cuban Revolution and the United States (3)’” (4).
En Nicaragua, en los años 1980, Washington actuó con igual brutalidad contra los sandinistas. Y en Afganistán contra los soviéticos. Allí, en Afganistán, con el apoyo de dos Estados muy poco democráticos –Arabia Saudí y Pakistán–, Washington alentó, también en la década de 1980, la creación de brigadas islamistas reclutadas en el mundo arabomusulmán y compuestas por los que los medios de comunicación dominantes llamaban entonces los “freedom fighters”, combatientes de la libertad… Sabemos que fue en esas circunstancias cuando la CIA captó y formó a un tal Osama Ben Laden, quien fundaría posteriormente Al Qaeda… Los desastrosos errores y los crímenes cometidos por las potencias que invadieron Irak en 2003 (5) constituyen las principales causas del terrorismo yihadista actual. A ello se han añadido los disparates de las intervenciones en Libia (2011) y en Siria (2014). Algunas capitales occidentales siguen pensando que la potencia militar masiva es suficiente para acabar con el terrorismo. Pero, en la historia militar, abundan los ejemplos de grandes potencias incapaces de derrotar a adversarios más débiles. Basta con recordar los fracasos estadounidenses en Vietnam en 1975, o en Somalia en 1994. En efecto, en un combate asimétrico, aquél que puede más, no necesariamente gana: “Durante cerca de treinta años, el poder británico se mostró incapaz de derrotar a un ejército tan minúsculo como el IRA –recuerda el historiador Eric Hobsbawm–, ciertamente el IRA no tuvo la ventaja, pero tampoco fue vencido” (6).
Como la mayoría de las Fuerzas Armadas, las de las grandes potencias occidentales han sido formadas para combatir a otros Estados y no para enfrentarse a un “enemigo invisible e imprevisible”. Pero en el siglo XXI, las guerras entre Estados están en trance de volverse anacrónicas. La aplastante victoria de Estados Unidos en Irak, a principios de los años 2000, no es una buena referencia. El ejemplo puede incluso revelarse engañoso. “Nuestra ofensiva fue victoriosa –explica el ex general estadounidense de los Marines, Anthony Zinni–, porque tuvimos la oportunidad de encontrar al único malvado en el mundo lo suficientemente estúpido como para aceptar enfrentarse a Estados Unidos en un combate simétrico” (7). Los conflictos de nuevo tipo, cuando el fuerte se enfrenta al débil o al loco, son más fáciles de comenzar que de terminar. Y el empleo masivo de medios militares pesados no permite necesariamente alcanzar los objetivos buscados.
La lucha contra el terrorismo también autoriza, en materia de gobernación y de política interior, todas las medidas autoritarias y todos los excesos, incluso una versión moderna del “autoritarismo democrático” que tomaría como blanco, más allá de las organizaciones terroristas en sí mismas, a todos los que se opongan a las políticas globalizadoras y neoliberales. Por eso, hoy, es de temer que la caza de los “terroristas” provoque –como lo estamos viendo en Turquía después del extraño golpe de Estado fallido del pasado 16 de julio– peligrosos resbalones y atentados a las principales libertades y derechos humanos. La historia nos enseña que, bajo pretexto de luchar contra el terrorismo, muchos Gobiernos, incluso democráticos, no dudan en reducir el perímetro de la democracia (8). Ojo a lo que viene. Podríamos haber entrado en un nuevo periodo de la historia contemporánea, donde volvería a ser posible aportar soluciones autoritarias a problemas políticos…
(1) Ochenta y cuatro muertos, de ellos una decena de niños, y más de doscientos heridos, de los cuales unos veinte entre la vida y la muerte… (2) Citado por Jean-Claude Buisson en: Emmanuel de Waresquiel (bajo la dir. de), Le Siècle rebelle. Dictionnaire de la contestation au XXe (El Siglo Rebelde. Diccionario de la contestación en el siglo XX), Larousse, París, 1999. (3) Ocean Press, Minneapolis, 1997. (4) Philip Agee, “El terrorismo y la sociedad civil como instrumentos de la política de EEUU hacia Cuba”, Rebelión, 26 de julio de 2003. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=18132 (5) Véase, por ejemplo, el “Informe Chilcot”, que establece un balance de la intervención británica en Irak en 2003. Cf. Le Monde, París, 6 de julio de 2016. (6) La Repubblica, Roma, 18 de septiembre de 2001. (7) El Mundo, Madrid, 29 de septiembre de 2001. (8) Véase Ignacio Ramonet, El Imperio de la vigilancia, Clave intelectual, Madrid, 2016.
Publicado en Le Monde diplomatique en español http://www.attac.es/2016/07/31/frente-al-terrorismo/
submitted by lulydelmar1 to podemos [link] [comments]


2016.05.24 15:28 ShaunaDorothy Las "reformas de mercado" en China: Un análisis trotskista ¡Defender al estado obrero deformado chino! ¡Por la revolución política proletaria! (1 - 2) (Primavera de 2007)

https://archive.is/mnbfW
Espartaco No. 27 Primavera de 2007
Las "reformas de mercado" en China: Un análisis trotskista
¡Defender al estado obrero deformado chino! ¡Por la revolución política proletaria!
El siguiente artículo ha sido traducido de Workers Vanguard Nos. 874 y 875 (4 de agosto y 1º de septiembre de 2006), periódico de nuestros camaradas de la Spartacist League/U.S.
Hace dos años, dos intelectuales estadounidenses de izquierda, Martin Hart-Landsberg y Paul Burkett, produjeron una severa y amplia condena a la economía china de la era de “reformas” desde una perspectiva supuestamente marxista. Su artículo, “China y el socialismo: Reformas de mercado y lucha de clases”, fue publicado originalmente en Monthly Review (julio-agosto de 2004) y subsecuentemente publicado como libro. En particular, los autores se dirigen a los intelectuales “progresistas” que consideran a China un modelo exitoso de desarrollo económico alternativo a las “reformas estructurales” del neoliberalismo, dictadas por el imperialismo estadounidense y el Fondo Monetario Internacional, que han devastado a muchos países subdesarrollados. Hart-Landsberg y Burkett escriben: “No sólo discrepamos con los progresistas que ven en China un modelo de desarrollo (sea socialista o no); pensamos que el proceso por el cual llegaron a esta posición subraya un problema aún más serio: el rechazo general del marxismo por la comunidad progresista.”
Entre los “progresistas” con quienes discrepan está Victor Lippit, quien, con sus copensadores en Critical Asian Studies (37:3 [2005]), respondió con algunos estudios críticos de “China y el socialismo”. A su vez, Hart-Landsberg y Burkett escribieron una larga réplica (Critical Asian Studies 37:4 [2005]).
Lippit, un político liberal que por mucho tiempo ha estudiado la economía china, es básicamente un partidario del programa de “reformas” orientadas al mercado, aunque con algunas críticas de izquierda. Por ejemplo, lamenta el deterioro en los sistemas de salud pública, especialmente en el campo, como “vergonzoso”. Para él, el régimen de Beijing debería gastar muchos más recursos en el cuidado de la salud, la educación y el mejoramiento de las condiciones de la población rural, incluso a costa de la reducción, por corto tiempo, del crecimiento económico como se mide convencionalmente. No obstante, Lippit es definitivamente un optimista sobre China; cita un estudio de Goldman Sachs, un banco inversionista de Wall Street, que proyecta que el producto interno bruto de China habrá sobrepasado al de Estados Unidos para 2041.
A pesar de sus diferencias, Hart-Landsberg y Burkett por un lado y Lippit por el otro comparten ciertas premisas básicas. Todos mantienen equivocadamente que las “reformas” orientadas al mercado han tenido como resultado la restauración del capitalismo en China y además que esto era inevitable. Para Lippit, la modernización de China requiere una continuación e incluso una integración cada vez mayor al sistema capitalista mundial. Él sostiene que “el capitalismo tendrá que haber concluido su papel histórico antes de que éste pueda ser suplantado”, agregando que “el capitalismo de estado benefactor del tipo de la Europa continental puede ser lo mejor que puede hacerse en el presente”. Para Hart-Landsberg y Burkett, un programa socialista en China o donde sea —el cuál identifican con la fórmula confusionista de una “economía centrada en los trabajadores y la comunidad”— debe tener poco o nada de comercio con los males corruptores del mercado capitalista mundial.
De manera más crucial, todos rechazan la posibilidad de revoluciones socialistas proletarias en los países capitalistas avanzados en cualquier periodo de tiempo históricamente significativo. Lippit lo hace explícitamente, Hart-Landsberg y Burkett implícitamente. Por tanto, la perspectiva trotskista de la modernización de China en el contexto de una economía socialista integrada y planificada a escala mundial está fuera de las fronteras conceptuales de estos protagonistas. Pero este marco, la antítesis del dogma nacionalista maoísta-estalinista de construir el “socialismo en un solo país”, es el único camino para la completa liberación de los trabajadores y las masas campesinas de China.
China hoy: Mitos y realidades
El gobernante Partido Comunista Chino (PCCh) bajo Deng Xiaoping introdujo su programa de reformas orientadas al mercado pocos años después de la muerte de Mao Zedong en 1976. Esto incluyó abrir a China a un enorme volumen de inversión directa de capital concentrado en la manufactura, que subsecuentemente atrajo, por parte de corporaciones occidentales y japonesas y de la burguesía China de ultramar. Los ideólogos burgueses convencionales han señalado el impresionante crecimiento económico de China, especialmente industrial, como prueba positiva de la superioridad de un sistema impulsado por el mercado sobre una economía centralmente planificada y colectivizada (despectivamente llamada “economía comandada” socialista). Por su parte, Lippit es representante de una capa de intelectuales de centro-izquierda que sostienen que China es un excelente ejemplo de una estrategia económica antineoliberal exitosa, basada en un nivel significativo de propiedad estatal y sobre todo en la dirección estatal de la economía.
Esta última perspectiva tiene el mérito de reconocer, a su manera, que los elementos centrales de la economía china, establecida después del derrocamiento del sistema capitalista con la Revolución de 1949, permanecen colectivizados. Las empresas estatales son dominantes en el sector estratégico industrial, tal como el acero, metales no ferrosos, maquinaria pesada, telecomunicaciones, energía eléctrica y refinación y extracción de petróleo. La nacionalización de la tierra ha impedido el surgimiento de una clase de capitalistas agrarios a gran escala que dominen socialmente al campo. El volumen de superávit económico generado fuera del sector de propiedad extranjera es canalizado tanto a los bancos estatales como a la tesorería gubernamental. El control efectivo del sistema financiero ha permitido hasta ahora al régimen de Beijing proteger a China de los movimientos volátiles del capital monetario especulativo que periódicamente causan grandes estragos en los países capitalistas neocoloniales desde el este de Asia hasta América Latina.
Ahora es un lugar común a través de todo el espectro político y geográfico, desde los voceros del régimen del PCCh hasta los analistas de Wall Street, proclamar que China ha avanzado mucho en el camino para convertirse en una “superpotencia” económica mundial hacia la mitad del siglo XXI. Esta perspectiva ignora la vulnerabilidad económica de China en sus relaciones con el mercado capitalista mundial. Ignora la implacable hostilidad de la burguesía imperialista, sobre todo de la clase gobernante estadounidense, hacia la República Popular China, un estado obrero burocráticamente deformado resultado de la Revolución de 1949. Es más, ignora la inestabilidad interna de la sociedad china, la cual ha visto un significativo y creciente nivel de protestas sociales contra las consecuencias del mal gobierno burocrático del PCCh.
En los últimos años, la estrategia económica seguida por el régimen del PCCh ha sido diseñada para lograr un enorme superávit en la balanza comercial con Estados Unidos, lo cual ha llevado a China a ser el más grande poseedor de reservas de divisas extranjeras en el mundo. Esto ha generado crecientes presiones por un proteccionismo económico antichino en los círculos gobernantes estadounidenses. En cualquier caso, tan solo el tamaño del déficit comercial con China será insostenible. Un mayor declive económico en Estados Unidos y/o medidas proteccionistas antiimportación significarían un severo golpe a la economía industrial china. Operaciones de propiedad extranjera y de propiedad conjunta y compañías privadas chinas, así como algunas empresas estatales cuya producción está orientada al mercado de exportación, serían forzadas a llevar a cabo grandes recortes de producción y despidos tanto de obreros industriales como de empleados de oficina. Esto tendría un fuerte efecto depresivo en toda la economía china.
Recientemente, China ha empezado a abrir parcialmente sus bancos a la propiedad extranjera. Si los banqueros de Wall Street, Frankfurt y Tokio adquieren un grado significativo de control sobre el sector financiero chino, los efectos económicos serán probablemente terribles. Algunas empresas estatales grandes con amplias deudas podrían ser forzadas a disminuir la producción y recortar las nóminas. Incluso podría haber un peligro real de una inesperada y masiva retirada de capital monetario, tal como la que provocó la crisis financiera y económica en el este asiático a finales de la década de 1990.
Según la opinión pública burguesa convencional, el capitalismo ya ha sido restaurado en China o está siendo rápida e irreversiblemente restaurado. Sin embargo, como fue el caso de la antigua Unión Soviética, la arena decisiva en la cual una contrarrevolución capitalista tendría que triunfar es al nivel político, en la conquista del poder estatal, no simplemente mediante una extensión cuantitativa del sector privado, ya sea doméstico o extranjero. A su propia manera, la burguesía imperialista, en especial la clase dominante estadounidense, entiende muy bien lo anterior. De ahí el abierto respaldo de los gobiernos de Estados Unidos e Inglaterra hacia los partidos y fuerzas agresivamente anticomunistas en el enclave capitalista de Hong Kong, una antigua colonia británica que es la única parte de la República Popular China (excepto Macao) donde el PCCh no ejerce el monopolio del poder y organización políticos. Por ende, también los gobernantes de Estados Unidos insisten en la necesidad de una “liberación política” en China.
Aspirando a repetir la destrucción contrarrevolucionaria de la Unión Soviética en 1991-92, los imperialistas quieren promover una oposición política anticomunista en China, basada principalmente en la nueva clase de empresarios capitalistas y los elementos entre los funcionarios del PCCh y el estrato de gerentes-profesionistas-tecnócratas atados estrechamente al capital nacional y extranjero.
Al mismo tiempo, el imperialismo estadounidense ha estado incrementando la presión militar sobre China, construyendo bases en Asia Central, intentando rodear a China con instalaciones militares y estableciendo un pacto con Japón el año pasado para defender el bastión capitalista de Taiwán, cuya burguesía sostiene considerables inversiones en la China continental. El Pentágono está tratando de llevar a cabo una estrategia abiertamente anunciada por la pandilla de Bush en Washington para neutralizar el pequeño arsenal nuclear de China en caso de un primer ataque nuclear estadounidense. Como trotskistas, estamos por la defensa militar incondicional de China y los estados obreros burocráticamente deformados restantes —Corea del Norte, Vietnam y Cuba— ante un ataque imperialista y la contrarrevolución capitalista. En particular, apoyamos las pruebas y posesión de armas nucleares de China y Corea del Norte, como una medida disuasiva necesaria contra un chantaje nuclear imperialista.
A pesar y en parte debido a su rápido crecimiento económico y especialmente industrial, China ha llegado a ser una caldera hirviente de descontento popular. Un enorme y estratégicamente poderoso proletariado industrial enfrenta a una sociedad de absoluta y creciente inequidad y desigualdad. Como parte de sus reformas orientadas al mercado, el régimen estalinista de Beijing ha dejado sin recursos financieros al servicio de salud pública y la educación primaria, cuando, más que nunca antes, tales recursos están disponibles para solventar las necesidades básicas del pueblo trabajador chino. Han ocurrido extensas y continuas protestas obreras contra despidos en empresas estatales, por salarios, pensiones y otras prestaciones no pagadas, y abusos similares. Furiosas protestas de campesinos son muy comunes en el campo, y frecuentemente incluyen enfrentamientos violentos con la policía, contra la toma de tierras por parte de funcionarios locales del PCCh dedicados a la especulación inmobiliaria.
La burocracia gobernante está claramente dividida entre los elementos que quieren que las “reformas” económicas continúen sin perder intensidad, y los que quieren más intervención estatal para frenar los estragos de la mercantilización y, por lo tanto, contener el descontento, y otros que procuran regresar a la economía burocráticamente planificada. En algún punto, probablemente cuando los elementos burgueses de dentro y alrededor de la burocracia se movilicen para eliminar el poder político del PCCh, las múltiples tensiones sociales explosivas de la sociedad china harán estallar en pedazos la estructura política de la casta burocrática gobernante. Y cuando eso pase, el destino del país más poblado de la Tierra será planteado agudamente: ya sea por una revolución política proletaria que abra el camino al socialismo o el regreso a la esclavitud capitalista y la subyugación imperialista.
Nosotros estamos por una revolución política proletaria que barra con la opresiva y parasitaria burocracia estalinista y la remplace con un gobierno basado en consejos de obreros y campesinos democráticamente electos. Tal gobierno, bajo la dirección de un partido leninista-trotskista, restablecería una economía centralmente planificada y administrada —incluyendo el monopolio estatal del comercio exterior— no por el arbitrario “comandismo” de una casta burocrática excluyente (que ha producido desastres tales como el del “Gran Salto Adelante” de Mao a finales de los años 50), sino por la más amplia democracia proletaria. Este gobierno expropiaría a la recién surgida clase de empresarios capitalistas chinos y renegociaría los términos de la inversión extranjera según los intereses de la población obrera china, insistiendo, por ejemplo, en mantener las condiciones de los trabajadores por lo menos al mismo nivel que en el sector estatal. Un gobierno obrero revolucionario en China promovería la colectivización voluntaria de la agricultura sobre la base del cultivo mecanizado y científico a gran escala, reconociendo que esto requiere ayuda material sustancial de revoluciones obreras exitosas en los países económicamente más avanzados.
Una revolución política proletaria en China alzando la bandera del internacionalismo socialista sacudiría en verdad al mundo. Haría añicos el clima ideológico de la “muerte del comunismo” propagado por las clases gobernantes imperialistas desde la destrucción de la Unión Soviética. Radicalizaría al proletariado de Japón, la fuerza industrial y el amo imperialista del este asiático. Provocaría una lucha por la reunificación revolucionaria de Corea —mediante una revolución política en la asediada Corea del Norte y una revolución socialista en la Corea del Sur capitalista— y reverberaría entre las masas del sur de Asia, Indonesia y las Filipinas, subyugadas por la austeridad imperialista. Sólo mediante el derrocamiento del dominio de la clase capitalista internacionalmente, particularmente en los centros imperialistas de América del Norte, Europa Occidental y Japón, puede conseguirse la completa modernización de China como parte de un Asia socialista. Es con el fin de proporcionar la dirección necesaria del proletariado en estas luchas que la Liga Comunista Internacional lucha por reforjar la IV Internacional de Trotsky, el partido mundial de la revolución socialista.
El desarrollo económico y la perspectiva mundial comunista
La diferencia entre Hart-Landsberg y Burkett por un lado y Lippit por el otro no es fundamentalmente sobre una evaluación empírica de las condiciones socioeconómicas cambiantes en China durante el pasado cuarto de siglo de la era de “reformas”. Por supuesto que tienen diferencias importantes al respecto —por ejemplo, sobre en qué medida cuantitativa se ha superado la pobreza—. Pero lo que básicamente separa a Hart-Landsberg y Burkett de Lippit es lo que podría nombrarse una jerarquía de valores diferente. Los primeros elevan los antiguos valores de igualdad y comunalidad por encima de la expansión de las fuerzas productivas, ignorando que esto último es una condición necesaria para la liberación de la mayoría de la humanidad de la escasez y el trabajo penoso. Así, argumentan en su réplica: “El éxito de China según los criterios de desarrollo estándares (crecimiento económico, afluencias de inversión extranjera directa y exportaciones), lejos de crear las condiciones para el éxito real o potencial en lo referente al bienestar humano, pudo haber minado, en cambio, las condiciones del desarrollo humano para la mayoría de la población trabajadora china.”
No menos que Lippit, o incluso que los partidarios del neoliberalismo, Hart-Landsberg y Burkett creen que el capitalismo en su presente forma “globalizada” se ve forzado a maximizar el crecimiento económico medido a través del incremento de los bienes y servicios. Esto es directamente contrario al entendimiento marxista de que el modo de producción capitalista y el sistema estado-nación, los cuales están enraizados en el impulso por la acumulación privada de ganancias, detienen el desarrollo progresista de las fuerzas productivas a escala mundial. Un ejemplo es el profundo y creciente empobrecimiento de las masas del África semicolonial, América Latina y partes de Asia.
Escribiendo a principios de los años 30 en el contexto de la depresión económica mundial y el resurgimiento de las rivalidades interimperialistas que pronto llevaron a la Segunda Guerra Mundial, León Trotsky explicó:
“El capitalismo se ha sobrevivido a sí mismo como sistema mundial. Ha dejado de cumplir su misión esencial, el incremento del poder y el bienestar humano. La humanidad no puede permanecer en el nivel que ha alcanzado. Sólo un poderoso incremento en las fuerzas productivas y una organización de la producción y la distribución racional y planificada, esto es, socialista, puede asegurar a la humanidad —a toda la humanidad— un nivel de vida decente y al mismo tiempo darle el precioso sentimiento de libertad con respecto a su propia economía. Libertad en dos sentidos —primero que nada, el hombre no estará más obligado a dedicar la mayor parte de su vida al trabajo físico. Segundo, ya no será más dependiente de las leyes del mercado…
“La tecnología liberó al hombre de la tiranía de los viejos elementos —tierra, agua, fuego y aire— sólo para sujetarlo a su propia tiranía. El hombre dejó de ser un esclavo de la naturaleza para convertirse en un esclavo de la máquina, y todavía peor, un esclavo de la oferta y la demanda. La actual crisis mundial testifica de manera especialmente trágica cómo el hombre, que se sumerge al fondo del océano, que se eleva a la estratosfera, que conversa a través de ondas invisibles con las antípodas, cómo este orgulloso y osado gobernante de la naturaleza permanece siendo esclavo de las fuerzas ciegas de su propia economía. La tarea histórica de nuestra época consiste en remplazar el incontrolable papel del mercado por la planeación razonable, disciplinando las fuerzas de la producción, obligándolas a trabajar juntas en armonía y obedientemente para servir a las necesidades de la humanidad. Sólo sobre esta nueva base social el hombre será capaz de estirar sus cansados miembros y —todo hombre y toda mujer, no sólo unos pocos seleccionados— convertirse en un ciudadano completo en el reino del pensamiento.”
—“En defensa de la Revolución Rusa” (1932), reimpreso en Leon Trotsky Speaks [Discursos de León Trotsky] (1972)
Esta genuina visión marxista del futuro es completamente ajena al pensamiento de Hart-Landsberg y Burkett.
Panaceas anarco-populistas...
Lo que Hart-Landsberg y Burkett contraponen al neoliberalismo es la noción de una “economía centrada en los trabajadores y la comunidad”. Tanto el término como el concepto son totalmente ajenos al marxismo. “Comunidad” es un término convencional burgués que sirve para oscurecer las divisiones de clase y los conflictos de intereses en la sociedad. Aplicada en particular a China, la noción de una “economía centrada en los trabajadores y la comunidad” oscurece la diferencia de clases entre los trabajadores y los campesinos. El último es un estrato pequeñoburgués cuyos ingresos se derivan de la propiedad y venta de bienes. Los campesinos tienen un interés material en que los productos comestibles y otros productos agrícolas que ellos venden tengan precios altos en comparación con los precios de los bienes manufacturados que deben comprar tanto para la producción (por ejemplo, fertilizantes químicos, equipo de cultivo) como para el consumo personal. Además, el interés de los campesinos por los precios altos en los productos comestibles no es eliminado mediante la transformación de las parcelas familiares en colectivos agrícolas. El ingreso para los miembros de los colectivos sigue dependiendo en gran medida de los precios que reciben al vender su producción, ya sea a una agencia gubernamental de aprovisionamiento o en el mercado privado.
A pesar de declararse marxistas, la perspectiva de Hart-Landsberg y Burkett equivale a una forma de anarco-populismo. Su noción de una “economía centrada en los trabajadores y la comunidad” tiene una afinidad con el clásico programa de una federación de comunas políticamente autónomas y en gran medida económicamente autosuficientes asociado con el aventurero anarquista Mijaíl Bakunin en el siglo XIX. Esto puede observarse en la naturaleza de su crítica a la economía china durante la era de Mao, al sostener que la sobrecentralización de la economía fue ineficiente y, de manera más importante, al identificar implícitamente una economía centralmente planificada con control político autoritario:
“La planificación económica se había vuelto sobrecentralizada y, conforme la economía se volvía más compleja, incapaz de responder efectiva y eficientemente a las necesidades de la gente...
“Había una necesidad crítica de construir sobre la solidez de los logros obtenidos por China en el pasado y de conferir poder a los obreros y campesinos para crear nuevas estructuras de toma de decisión y planificación. Entre otras cosas, esto implicaba una reestructuración y descentralización de la economía y de la toma de decisiones por parte del estado para aumentar el control directo de los productores asociados sobre las condiciones y productos de su trabajo.”
Hart-Landsberg y Burkett condenan las crecientes desigualdades generadas por el programa de “reformas” orientadas al mercado. No obstante, lograr un nivel uniforme de salarios y prestaciones en todas las diferentes empresas, industrias y regiones necesariamente requiere una economía centralmente administrada. Solamente un sistema así es capaz de redistribuir los recursos económicos de las empresas, industrias y regiones más productivas hacia las menos productivas.
En las aproximadamente 150 páginas de “China y el socialismo” y la réplica a Lippit y otros, Hart-Landsberg y Burkett no explican cómo una “economía centrada en los trabajadores y la comunidad” funcionaría en los hechos. La mayor parte del tiempo usan esa formulación como un mantra para espantar a los males del neoliberalismo. En algún momento dan como un ejemplo hipotético “la creación de un sistema nacional de salud”, explicando que:
“esto requeriría desarrollar una industria de la construcción para edificar clínicas y hospitales, una industria farmacéutica para tratar enfermedades, una industria de máquinas-herramientas para hacer equipo, una industria de programas de computación para llevar un registro y un sistema educativo para entrenar doctores y enfermeras, etc., todo determinado por el desarrollo de las necesidades y capacidades de la población a los niveles local, nacional y regional.”
En ningún lugar mencionan las instituciones políticas y mecanismos económicos estructurales necesarios para lograr esta loable tarea. ¿Cómo se determinaría la fracción del total de recursos económicos disponibles a gastar en el sistema de salud, y no en otras necesidades tales como la inversión en la expansión industrial y la infraestructura, defensa militar, educación, pensiones, etc.? La coordinación de actividades económicas diferentes (por ejemplo construcción, equipo médico, programas de computación) para desarrollar el sistema de salud requeriría una planificación y administración centralizada. Tal sistema es totalmente compatible con la participación democrática activa de los trabajadores en el lugar de producción, por ejemplo, aconsejando sobre el mejor uso de la tecnología, estableciendo y reforzando estándares seguros, manteniendo una disciplina laboral y cosas por el estilo. La división del total de los recursos económicos entre necesidades contendientes debería ser debatida y decidida en el nivel más alto de un gobierno basado en la democracia proletaria, es decir, un gobierno de consejos obreros y campesinos. La democracia proletaria es esencial para el funcionamiento racional de una economía planificada.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/27/china.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.05.21 17:46 ShaunaDorothy ¡Defender a Afganistán contra el ataque imperialista! ¡Por lucha de clases contra los gobernantes capitalistas en México y EE.UU.! (invierno de 2002) (2 - 2)

https://archive.is/8uSaM
Nosotros dijimos: ¡Viva el Ejército Rojo en Afganistán!
La fraseología uuultrarrevolucionaria del GI es compartida por otra bola de centristas, como fue ejemplificado por una declaración conjunta del 9 de octubre, firmada por la Liga por una Internacional Comunista Revolucionaria (LRCI, centrada en el grupo británico Workers Power), la morenista Fracción Trotskista-Estrategia Internacional (FT-EI) en América Latina (cuya sección mexicana es la Liga de Trabajadores por el Socialismo-ContraCorriente, LTS-CC) y la Liga Comunista-Workers Power en Grecia. También ellos fantasean sobre una ilusoria “derrota de las fuerzas imperialistas” a manos de los talibanes, porque en el fondo descartan el potencial del proleta- riado estadounidense para derrotar a sus gobernantes capitalistas. Mientras que el GI nos ataca por enfocarnos en la naturaleza indefendible del ataque indiscriminado al World Trade Center, sus contrapartes centristas omiten de plano cualquier condena de la masacre de miles de trabajadores ordinarios y minorías en ese ataque, indicando una congruencia con la perspectiva global compartida por los líderes imperialistas de EE.UU. y fundamentalistas islámicos inspirados por bin Laden —de que poblaciones enteras son responsables por los crímenes de sus gobernantes—.
Aunque en su declaración internacional con Workers Power y Cía. incluyen un párrafo demagógico sobre el “combate” al antiamericanismo en abstracto, la declaración no contiene ni una palabra acerca de la burguesía mexicana, mientras que apenas le dedican una vacía oración a los gobernantes capitalistas argentinos, la burguesía a la que supuestamente “combate” el partido madre de la FT-EI, el Partido de Trabajadores por el Socialismo (PTS). En su periódico (Estrategia Obrera No. 21, 6 de noviembre) la LTS-CC alaba acríticamente las movilizaciones nacionalistas dominadas por musulmanes desde Pakistán a las Filipinas, otorgando explícitamente un carácter “antiimperialista” al craso antinorteamericanismo: “Estas manifestaciones, que repudian el alineamiento de los gobernantes locales con Washington, tienen un carácter antinorteamericano y potencialmente antiimperialista.” La LTS-CC tampoco tiene problemas para unir fuerzas con nacionalistas católicos en México. Así, la marcha del 14 de noviembre que convocó la LTS-CC, entre otros, contra la guerra imperialista, ¡entró al Zócalo encabezada por la bandera mexicana y el estandarte de la virgen de Guadalupe!
En el caso de la LRCI y la FT-EI, el antiamericanismo está entremezclado con consignas ridículas y alguna retórica muy roja para apelar a cualquiera y todos aquellos que puedan leerlo, desde los enfermos siquiátricos hasta jóvenes en busca de una alternativa para el pacifismo y el reformismo. La retórica roja es bombástica y no seria, como es capturada en el llamado a que “los soldados organicen resistencia en las fuerzas armadas... rebelarse en contra de los imperialistas y sus Generales asesinos de masas” y por que “trabajadores en las fábricas de municiones boicoteen y saboteen la producción de la guerra imperialista”. Para estos oportunistas, las palabras no están hechas para la lucha de clases sino para las tabernas griegas, los pubs ingleses y las cantinas latinoamericanas. En Gran Bretaña, la sustancia real del “derrotismo revolucionario” de Workers Power es capturada en el que organicen “hacer antesala en el Parlamento mientras debate la guerra”.
De hecho, votar por el Partido Laborista es casi el único “principio” al que el grupo británico de Workers Power se adhiere. En 1997, así como en este año, Workers Power votó por el “Bombardero Blair” y su Partido Laborista. En la guerra de la OTAN contra Serbia en 1999, la LRCI marchó en manifestaciones plagadas de pancartas que decían “Buena suerte OTAN”, defendiendo al Ejército de Liberación de Kosovo albanés, que era entonces un peón de la OTAN. Su postura izquierdista actual sobre Afganistán es una función tanto del crecimiento de la impopularidad del bombardeo de EE.UU. entre los europeos y de la naturaleza periférica de Afganistán desde el punto de vista de los imperialistas europeos.
De manera ridícula, hay un llamado por “acción unida de todas las fuerzas afganas —incluyendo a las fuerzas islámicas— para repeler el asalto imperialista”, una tarea interesante para quienes creen en la alquimia. La noción de que puede haber cualquier unidad que no sea la más efímera entre las diferentes tribus dentro de las fronteras de Afganistán es desmentida por una historia de un conflicto de aniquilación mutua constante. Estos pueblos no tienen un interés nacional coherente porque Afganistán no es una nación. Las “fuerzas afganas” están ahora, como en el pasado, enfrascadas en un tiroteo entre ellas, con el Talibán, basado en la población dominante pashtún, alineado contra la Alianza del Norte, compuesta en parte de tajikos y uzbekos, que actualmente actúa como un títere del imperialismo de EE.UU.
Al declarar que “Afganistán ha sufrido más de 20 años de guerra”, la declaración conjunta de la LRCI/FT-EI pone juntas a la guerra de los muyajedines respaldados por la CIA contra la intervención del Ejército Rojo en Afganistán con la posterior guerra entre los grupos rivales muyajedines, el Talibán y los componentes de la Alianza del Norte. En otras palabras, la LRCI y la FT-EI están unidos en sus deseos de que nadie mire demasiado cerca dónde estaban ellos en la guerra sustituta de EE.UU. en Afganistán en ese entonces.
A diferencia de todos estos reformistas disfrazados, nosotros vitoreamos al Ejército Rojo en Afganistán y deseamos fervientemente que los comandos soviéticos acabaran con los fanáticos islámicos que lanzaban ácido a las caras de las mujeres sin velo y asesinaban a quienes se atrevían a enseñarles a jovencitas. No así Workers Power, que condenó la presencia soviética, aunque no hizo eco del grito imperialista por el retiro del Ejército Rojo. Los morenistas, predecesores de la FT-EI, apoyaron abiertamente a los muyajedines. En Francia, llamaron por que el Ejército Rojo saliera de Afganistán y dejara sus armas a las guerrillas islámicas anticomunistas. En Italia, ¡el grupo morenista esperaba ansioso “la posibilidad de extender la revolución iraní dentro de las fronteras de la URSS” (Avanzata Proletaria, 12 de enero de 1980)!
De hecho, la LTS-CC publicó acríticamente en Estrategia Obrera No. 21 una foto de una protesta dominada por musulmanes con una pancarta en inglés que lee: “EE.UU. también será destruido como Rusia.” Dejando de lado el hecho de que la burocracia soviética decidió traicioneramente retirar a las tropas soviéticas de Afganistán como una medida reaccionaria para apaciguar a los imperialistas, y no porque las magras fuerzas de los muyajedines hayan derrotado al Ejército Rojo, la LTS-CC muestra su anticomunismo y la vacuidad de su supuesto “antiimperialismo” al poner un signo de igual entre el Ejército Rojo soviético y los bombardeos imperialistas estadounidenses. El mandelista Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) es aún más explícito a este respecto. En su revista Desde los Cuatro Puntos, No. 34 (octubre de 2001), escribe que “la guerra agravará la sangría que este país ha sufrido desde la agresión soviética en 1979”.
Como una cubierta izquierdista a su oposición a la presencia militar soviética, Workers Power y los morenistas, en ese entonces, inventaron un proletariado afgano como una “fuerza revolucionaria” independiente. La declaración conjunta de la LRCI y la FT-EI levanta la demanda por un “gobierno de obreros y campesinos” en Afganistán, donde no hay obreros y no muchos campesinos. Esta idiotez encuentra eco en el GI en su llamado por “revolución socialista” en Afganistán. Sólo fue a través de la intervención de la Unión Soviética que se abrió la posibilidad de traer a los pueblos afganos al siglo XX. Por eso fue que nosotros levantamos el llamado, “¡Extender las conquistas sociales de la Revolución de Octubre a los pueblos afganos!” Hoy, la revolución social puede llegar a Afganistán sólo mediante derrocamientos socialistas en aquellos países en el área con concentraciones proletarias significativas, desde Irán hasta Pakistán y la India. Es central para una perspectiva revolucionaria en tales países la lucha en contra de la subyugación ancestral de las mujeres. De hecho, el conflicto afgano en los años ochenta fue la única guerra en la historia moderna luchada centralmente sobre la condición de la mujer.
En realidad, al GI le importa poco el proletariado, ya sea en los EE.UU. o en el “Tercer Mundo”. En vez de eso, el GI vende sus mercancías a una variedad de audiencias nacionalistas pequeñoburguesas. En su declaración más reciente en internet, el GI gimotea que la LCI “se presenta como el luchador de vanguardia en contra del fundamentalismo islámico”. Su desprecio por nuestra total oposición a la reacción islámica es un rechazo tácito de nuestro llamado por una victoria del Ejército Rojo contra los mulás en Afganistán en los 80 (por el que el GI finge estar). También es una nota promisoria a los nacionalistas de los lugares del planeta en donde el islam domina, en nombre de un “frente único” contra el imperialismo estadounidense, para abjurar la lucha por el poder proletario en esos países. Es, en su forma embrionaria, un abandono de la teoría de la revolución permanente de Trotsky, que sostiene que el proletariado en los países atrasados es la única fuerza capaz de dirigir la lucha por la justicia social y nacional. Como enfatizó Trotsky, sólo la revolución proletaria puede romper el yugo imperialista sobre esos países y, con su extensión a los países capitalistas avanzados, terminar con el imperialismo para siempre.
El crecimiento del fundamentalismo islámico y de otras religiones en los países atrasados es una medida de la bancarrota de los regímenes nacionalistas burgueses después de la independencia, que implementan los dictados hambreadores imperialistas mientras promueven ellos mismos el atraso obscurantista. Pongamos, como ejemplo, a la India predominantemente hindú, donde el sistema de castas y prácticas tan terribles como el sutte (la quema de viudas) florecen después de más de cinco décadas de “democracia”. El peso del atraso social es evidente en todos los aspectos de la sociedad. Unos 70 millones de indios sufren de bocio y 200 millones están en riesgo de deficiencia de yodo, que es, de todas, la causa más prevenible del retraso mental. La sal yodatada es un medio barato y disponible para combatir esos desórdenes médicos. Sin embargo, en la secuela del clamor por parte de los productores de sal a pequeña escala, los gandhianos y los grupos fascistas atados al BJP gobernante, el año pasado el primer ministro chovinista hindú, Atal Behari Vajpayee, eliminó una prohibición sobre la venta de sal no yodatada.
¡Por la revolución socialista mundial!
En Europa, no menos que en Estados Unidos, la clase obrera ha sido sometida a un continuo ataque contra los empleos, los salarios y las prestaciones. En gran medida estos ataques han sido llevados a cabo por los gobiernos dirigidos por partidos socialdemócratas. Además de la huelga de los COBAS convocada en Italia contra la guerra, hay evidencia del descontento popular a lo largo de Europa. A finales de octubre, el gigantesco sindicato IG Metall en Alemania llamó por un alto a los bombardeos, sólo para ser reprendido por “su” canciller socialdemócrata, Gerhard Schröder, que sermoneó: “Ocúpense de las condiciones de vida de sus miembros, pero mantengan los dedos fuera de la política exterior, porque no entienden nada de ella” (Spiegel Online, 31 de octubre). Un portavoz de IG Metall respondió: “No vamos a permitir siquiera a Schröder que nos calle.”
Aunque los trabajadores a lo largo de Europa sin duda tienen sospechas de que la guerra de Afganistán puede redundar en detrimento suyo, los líderes sindicales también buscan darle voz a los intereses de sus propias burguesías a través de la apelación al antiamericanismo. De ese modo, el vicepresidente de IG Metall advierte en contra de “seguir ciegamente las órdenes de Estados Unidos”. Tal nacionalismo antiestadounidense también es promovido por centristas como la LRCI, cuya retórica que puede sonar ocasionalmente izquierdista es tan sólo una cubierta que sirve para reforzar las ilusiones de la clase obrera en los lugartenientes obreros socialdemócratas del capital. Sólo el compromiso leninista de sacar a los falsos dirigentes socialchovinistas del movimiento obrero, de separar a las masas de los trabajadores de los socialdemócratas que los traicionan, puede preparar el camino para los derrocamientos socialistas largamente atrasados y cada vez más urgentes que son necesarios en Europa y otras partes.
Mientras que en EE.UU. la clase obrera permanece ampliamente en apoyo de la guerra, están comenzando a aparecer rasgaduras en la tela chovinista de la “unidad nacional”. Para muchos trabajadores postales que se enfrentan a la amenaza de una infección de ántrax potencialmente mortífera, Osama bin Laden probablemente aparece como un enemigo menor que sus propios patrones. El arresto de cuatro representantes del sindicato de bomberos después de una manifestación cerca de las ruinas del World Trade Center justamente será tomado como una advertencia por muchos obreros de que los patrones aplastarán cualquier manifestación de descontento obrero. Comenzando con las huelgas del mes pasado de los trabajadores estatales de Minnesota y en tres plantas de tanques de General Dynamics, es evidente que muchos trabajadores resienten las pérdidas en sus estándares de vida sostenidos durante la expansión económica de los últimos nueve años y están consternados por la posibilidad de más pérdidas —incluyendo la pérdida de cheque de pago alguno— como resultado de la recesión y el esfuerzo de guerra. El plan de los Republicanos para otorgarle aún más exenciones masivas de impuestos a los ricos sin duda añadirá leña a estos resentimientos que arden lentamente.
La columnista negra Mary Mitchell capturó parte de la desconfianza de la población negra hacia la “guerra contra el terrorismo” del gobierno cuando escribió en el Sun-Times de Chicago (9 de octubre): “Cuando la población negra piensa en terroristas, no piensa inme- diatamente en el Talibán o en Osama bin Laden. Piensa en el Ku Klux Klan, la Nación Aria, los esclavistas sureños.” Mitchell prosiguió para quejarse de que el mismo gobier-no que tasajeó los servicios de salud y bienestar social ahora está arrojando “millones de dólares en comida a las bocas de un pueblo que vive en el país dirigido por un enemigo jurado”. Tales prejuicios antiextranjeros tienen su reflejo en casa en el chovinismo antiinmigrante, que es atizado por gente como los Demócratas negros y la Nación del Islam de Farrakhan, que buscan canalizar el enojo de los pobres de los ghettos hacia el odio hacia comerciantes inmigrantes árabes, coreanos y otros. Esto es veneno mortal que sólo sirve para los esquemas de “divide y vencerás” de la burguesía estadounidense, cuyo dominio tiene como premisa fundamental la subyugación de la población negra en el fondo de la sociedad. Mientras que los Republicanos refuerzan desvergonzadamente los intereses de las grandes empresas, los Demócratas mienten y hacen lo mismo.
El régimen estalinista de Beijing también se ha alineado tras la nueva cruzada de Washington, y el dirigente chino Jiang Zemin abrazó a Bush cuando llegó a Shangai para una cumbre de Cooperación Económica de Asia Pacífico en octubre. Esto viene sólo unos meses después de que la provocación del avión espía estadounidense en el Mar del Sur de China subrayara la hostilidad incesante del imperia- lismo de EE.UU. hacia el estado obrero deformado chino. La burocracia de Beijing piensa que puede hacer tratos con los imperialistas, pero éstos están decididos a abrir a China a la explotación capitalista irrestricta y nunca se reconciliarán con la existencia de un estado donde el capitalismo haya sido derrocado. Las criminales traiciones de la burocracia de Beijing sirven sólo para minar la defensa del estado obrero deformado chino. Luchamos por la defensa militar incondicional de China contra el ataque imperialista y la contrarrevolución interna. La clave para defender las conquistas de la Revolución China de 1949 es la construcción de un partido trotskista que dirija a la combativa clase obrera china en una revolución política que eche a la burocracia nacionalista y la remplace con un régimen basado en la democracia obrera y el internacionalismo revolucionario.
Nuestra tarea en México es construir un partido obrero, internacionalista y revolucionario, sección de una Cuarta Internacional reforjada, que dirigirá al proletariado al derrocamiento del orden capitalista mexicano, la expropiación de la burguesía como clase y el establecimiento de una economía socialista planificada, como parte de la revolución socialista mundial, luchando en particular por la solidaridad revolucionaria con el poderoso proletariado multirracial estadounidense.
http://www.icl-fi.org/espanol/oldsite/Afghan17.htm
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2014.11.22 21:40 dragonhades La manipulacion contra Corea Del Norte - 2014

No es difícil encontrar aun todavia noticias que hablen sobre Corea Del Norte en su gran mayoria negativas, pero hay que recordar que este pais es quizas el mas hermetico del planeta y con gran seguridad estos medios se basan en opiniones de terceros, sin pruebas solidas que relaten sobre la realidad de el pais hermitaño. Es muy facil acusar sin conocimiento de causa, y como podran comprobar todas estas noticias son emitidas por medios proyankees, los contenidos que contienen sus noticias como las imagenes evidentemente no son extraidos de Corea Del Norte, hay que tener en cuenta que el rango de fotografia es limitado por un guia turistico que te acompaña desde tu llegada al país que verifica si se respetan las normas turisticas establecidas. Se acusa a Corea Del Norte de ser la bota orwelliana de la paz, el eje del mal del mundo y por supuesto el gobierno mas tirano del planeta, pero siendo un pais tan aislado que debemos recordar que ha sufrido mas de 40 años de ocupacion japonesa, durante la cual se violaron a centenares de mujeres, se arrasaron tierras y poblados o durante la II Guerra Mundial cuando los EEUU lanzaron mas bombas atomicas en Corea Del Norte que en la Alemania Nazi, pero parece ser que los medios no comentan esto, porque ciertamente esto si son atentados contra los derechos humanos y jamas hubo reparaciones de guerra ni unas simples disculpas por el gobierno yankee. Recordemos alguna de las caracteristicas que resaltan los medios capitalistas sobre el país: - El desarrollo nuclear y militarismo del pais: Realmente esto se debe a que Norcorea necesita algun medio con el que defenderse del exterior, se desarrollan armas nucleares para defenderse de las invasiones enemigas, este desarrollo esta destinado en defensa propia de los norcoreanos. Los medios procapitalistas lo acusan de ser un medio vil de solucionar los problemas, recordemos que Irak y Afganistan no potencio la nuclearización y acabaron siendo arrasados por EEUU. Si se le acusa a Corea Del Norte de desarrollar armas nucleares que ni siquiera se situa entre las 7 maximas potencias nucleares ¿Por que no se le acusa a la mayor potencia atomica del mundo o al resto de paises que constatan con mas armas nucleares?. Ellos pueden lanzar bombas en todos los paises movidos solo por los intereses economicos, aun en siglo XXI, EEUU no ha pagado por lo que hizo en Vietnam o Japon ni destino ni siquiera ni 1 dollar en ayudas sanitarias, niños inocentes nacen con deformaciones hoy en dia por algo que no hicieron. Aqui la opinion de Hugo Chavez al respecto: https://www.youtube.com/watch?v=uwbuyvNdEcM - Exaltacion de la figura de los lideres y la propaganda: Segun los medios capitalistas todos deben de acatarse a las normas de los lideres del pais, sea quien sea debe respetar las normas que impone Pyongyang. Estan presentes en todos acontecimientos del pais y rigen sus vidas como si fueran los padres de los norcoreanos. Noticias como que Corea Del Norte impone a sus ciudadanos llevar peinados concretos (7 estilos para hombre y 18 para mujer), he de decir que esto es totalmente FALSO, en este video podran comprobar los estilos de peinado que se supone que se imponen: https://www.youtube.com/watch?v=csoNWVp4U0o / En este otro video fijense en el alumno del minuto 0:16 : https://www.youtube.com/watch?v=L-ruah621iY / Segun el primer video no podian ponerse el peinado del lider, pero viendo este video pueden verificar que se puede llevar el pelo degradado. Si hablamos de culto a la personalidad, ya tenemos el Aeropuerto Adolfo Suarez o Universidad Rey Juan Carlos por poner un par de ejemplos cercanos. -El aislamiento del pais: Esto es totalmente cierto, pero recordemos que esto es debido al daño que ha sufrido Corea Del Norte a lo largo de la historia, un país con poca influencia mundial, que ha sido el foco de todos los males para los paises a los que actualmente nuestros queridos medios califican como ejemplos de democracia real y legitimidad. No creo que ningun pais se merezca pasar la humillacion a la que fue sometida Nicaragua, Puerto Rico, Libia o Filipinas. Y como defender la libertad es algo legitimo, no creo que ningun país tenga derecho a acusar a Corea Del Norte. -Unipartidismo y censura de los medios de comunicacion: Hemos de tener en cuenta de que en Corea Del Norte existen 3 partidos politicos; Partido Del Trabajo De Corea, Partido Chondoísta y Partido Socialdemocrata de Corea. Actualmente existe una coaliccion de los tres partidos que tienen voz igualitaria en la Asamblea, ademas Kim Jong Un no concentra los tres poderes, es el jefe del ejercito mientras que el primer ministro es Pak Pong-ju y el presidente de la asamblea (presidium) es Kim Yong-nam. Se evita la filtracion de informacion del pais, pero existe Internet aunque es limitado y una red de Internet llamada Intranet que pueden usar los norcoreanos, aunque es solo local esta red, especialmente se evita que se acceda a contenidos pornograficos, aunque el país no ha restringido toda la informacion del exterior, los contenidos utiles tales como los educativos son usados por todos los estudiantes. Por lo que es algo apreciable del pais
En resumen, debemos de reflexionar en que es el verdadero significado del bien, antes de juzgar a los demas es necesario autojuzgarse a si mismo, me indigno que Podemos opinara de una manera superficial lo que corroboraban los medios capitalistas. He de decir que Corea Del Norte tiene tasas de alfabetizacion de grado 100, ocupa el segundo puesto junto a Cuba http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Pa%C3%ADses_por_tasa_de_alfabetizaci%C3%B3n o un sistema de sanidad envidiable a muchos paises, calles limpias, inexistente delincuencia...
Aqui una vista rapida del pais: https://www.youtube.com/watch?v=8FwAb9QvVjM
submitted by dragonhades to podemos [link] [comments]


Titiri Mundaty: Cibao y Sus Problemas Con Las Mujeres ... Las 10 mujeres mas hermosas de Filipinas 2018 , the 10 ... BALABAC: La ISLA MÁS BONITA de FILIPINAS! 🇵🇭 - YouTube Así VIVEN estas mujeres CUBANAS que fueron desalojadas en ... Filipinas: salir de la miseria, regresar al campo  Global 3000 Las mujeres más hermosas de Filipinas - YouTube Principales problemas de la mujer en el posparto - YouTube

En Filipinas, la igualdad aviva el infierno en casa: No ...

  1. Titiri Mundaty: Cibao y Sus Problemas Con Las Mujeres ...
  2. Las 10 mujeres mas hermosas de Filipinas 2018 , the 10 ...
  3. BALABAC: La ISLA MÁS BONITA de FILIPINAS! 🇵🇭 - YouTube
  4. Así VIVEN estas mujeres CUBANAS que fueron desalojadas en ...
  5. Filipinas: salir de la miseria, regresar al campo Global 3000
  6. Las mujeres más hermosas de Filipinas - YouTube
  7. Principales problemas de la mujer en el posparto - YouTube

Grupo de Medios Telemicro. Si te ha gustado el vídeo, no olvides compartirlo con tus amigos y seguirnos en nuestras redes sociales: Suscríbete. YouTube: → ht... A veces, para conseguir algo especial, hay que dedicar tiempo y esfuerzo. Balabac es un conjunto de islas en el sur de Palawan, Filipinas, que es bastante di... Suscribete a TOPKING @topdetodomundo activa la campanita para recibir los Mejores Ranking . Si el Ranking te sirvió como guía ,entretenimiento y conocimiento... Más del 30% de los filipinos son campesinos, pero son pocos los que logran subsistir de su labor. Por esa razón, muchos jóvenes emigran a la ciudad y suelen acabar poblando los barrios bajos. Lista de las mujeres más hermosas de Filipinas Belleza X Naturaleza La de mas edad: Kaylani (29 años) la mas joven: Kim Chius (20 años)la mas alta: Pamela Bi... El posparto tiene un sabor agridulce para la mujer. Por un lado, se encuentra feliz por tener a su hijo en brazos. Pero por otro, es un momento que suele tra... Más en www.cubanet.org